Navegación – Mapa del sitio

Redes transnacionales. Análisis comparativo de argentinos, dominicanos, senegaleses y marroquíes en España

Javier Ávila Molero
p. 41-53

Resúmenes

El presente artículo propone algunos conceptos sobre “comunidades transnacionales” desde la perspectiva global de las redes personales de los inmigrantes en los niveles locales y no-locales. Estos conceptos permiten incluir en el análisis no sólo las redes que los inmigrantes desarrollan con sus paisanos en el país de origen, en un circuito transnacional, sino también las que se dan con la sociedad receptora e inmigrantes de otras nacionalidades. Este giro metodológico ofrece una mejor perspectiva acerca de los múltiples procesos de pertenencia social y cultural desarrollados por los inmigrantes entre las sociedades de destino y de origen. La propuesta se basa en el trabajo de campo realizado con inmigrantes argentinos, dominicanos, marroquíes y senegaleses en Barcelona, entre los años 2006 y 2008.

Inicio de página

Texto integral

Migración y redes sociales

1El concepto de redes sociales se ha convertido en una importante herramienta para el análisis de las migraciones internacionales. Con mayor frecuencia se recurre a conceptos referidos a redes, tales como “cadenas migratorias” (Arango, 2003), “redes migratorias” (Massey, et al. 2000), “redes transplantadas” (Tilly, 1990), “remesas sociales” (Levitt, 1998), “redes transnacionales” (Glick Schiller, Basch y Szanton-Blanc, 1992) entre otros, para explicar el desarrollo de los flujos migratorios. Algunos autores ubican el uso de las redes sociales en la categoría de “teoría explicativa” para los estudios migratorios (Arango, 2003; Massey et al. 2000). Desde esta perspectiva los procesos migratorios no se conciben como desplazamientos aislados de personas, sino como desplazamientos de redes humanas que facilitan la emigración y el asentamiento de nuevos inmigrantes, reduciendo los costos y riesgos propios de la migración internacional.

  • 1 El transnacionalismo es un patrón de migración en el cual las personas, a pesar de haberse desplaza (...)

2El desarrollo de la perspectiva de redes sociales en los estudios migratorios no se entendería sin los planteamientos sobre capital social desarrollados por Pierre Bourdieu y James Coleman en la década de los ochenta. Estudios previos desarrollados en los años sesenta y setenta sobre migración rural-urbana y migración internacional documentaron con evidencia etnográfica que los migrantes no se desplazaban de manera aislada, sino a través de vínculos de parentesco y paisanazgo, que facilitaban acceso a información, hospedaje y trabajo en la sociedad de destino. No obstante, faltaban los desarrollos teóricos que permitieran explicar los “usos estratégicos” que los inmigrantes hacían de sus relaciones sociales, así como la influencia que sus vínculos tenían en sus procesos de integración en la sociedad receptora. En los años noventa el concepto de redes encontró campo fértil entre los teóricos del transnacionalismo, quienes recurrieron a la metáfora de las “redes y conexiones” para explicar las crecientes evidencias empíricas sobre prácticas de sociabilidades transnacionales, desarrolladas por los inmigrantes entre las sociedades de origen y destino de sus movimientos migratorios.1

3No obstante los aportes del concepto de redes en los estudios migratorios, es necesario acotar que éste no se encuentra exento de complicaciones. Por lo general, suele utilizarse más como metáfora que como herramienta de análisis. Como metáfora, se traduce en los vínculos que los inmigrantes de un mismo país desarrollan entre sí, cuya naturaleza sería socialmente endogámica y culturalmente homogénea. Desde esta perspectiva, cuando se habla de redes, de manera tácita se piensa en “redes étnicas”, entendidas como aquellas que los inmigrantes establecen con sus connacionales; entendiéndose que en contextos migratorios, el origen nacional se constituye en uno de los principales registros desde donde los inmigrantes (re)construyen una nueva identificación entre “nosotros” y “otros”, respecto de los autóctonos de la sociedad receptora.

4El principal problema con la metáfora de las redes es que, de manera tácita, conlleva a pensar que los inmigrantes “reproducen” o “transplantan” sus vínculos originarios. Desde nuestra perspectiva, esta afirmación es incorrecta, pues no toma en consideración el impacto que la migración genera en la redefinición de las redes del inmigrante.

5Por lo general, el proceso inicial de la migración internacional genera un cambio en la estructura y composición de las redes sociales originarias del inmigrante. En la mayoría de los casos, las redes en la sociedad de origen suelen disminuir y/o desaparecer, y las que se mantienen se “reinventan” en forma y contenido, desde un nuevo escenario social transnacional. Esto sucede incluso con aquellas redes en apariencia menos proclives al cambio, como las de parentesco.

6Del mismo modo, el inmigrante tiene que desarrollar nuevas redes en la sociedad de destino. Éstas pueden tener una composición variable de paisanos, nativos de la sociedad de destino e, inclusive, inmigrantes de otras nacionalidades. Desde nuestra perspectiva, la estructura y composición de estas nuevas redes sociales ofrece información muy valiosa sobre las estrategias transnacionales que el inmigrante desarrolla.

7El proceso de reconstitución de nuevas redes sociales es un proceso complejo. No se trata de un simple “transplante” de “redes étnicas” originarias, como a veces se sostiene; sino más bien de un proceso de reinvención de nuevas redes, que implica el desarrollo de una nueva sociabilidad y cultura inmigrante. En este proceso las identidades y símbolos nacionales se suelen redefinir en una clave étnica, dando un nuevo sentido de orden y comunidad a los inmigrantes; no obstante este nuevo proceso cultural se ha desarrollado desde la diáspora y el espacio transnacional.

8Nuestra hipótesis es que existe una estrecha relación entre el proceso de reinvención de las redes del inmigrante con el proceso de reinvención de sus identidades y sentidos de comunidad. Este proceso de reinvención de redes es aun más intenso en el caso de los vínculos transnacionales.

  • 2 El concepto se inspira en la definición de Pierre Bourdieu sobre “campo social” para llamar la aten (...)
  • 3 El concepto de comunidad transnacional se ha vuelto de uso común en los estudios sobre transnaciona (...)

9En la actualidad, buena parte de las redes de migración son de naturaleza transnacional. Varios teóricos señalan que se trata de nuevas conexiones desarrolladas por los inmigrantes con sus sociedades de origen y que se caracterizan por tres aspectos: a) regularidad, b) sostenibilidad y c) simultaneidad (Guarnizo, 2007; Vertovec, 2002, 2003, 2007; Levitt y Glick Schiller, 2004). Ese conjunto de redes constituye el esqueleto que conforma el “campo social transnacional”2 (Levitt y Glick Schiller, 2004) o “espacio social transnacional” (Faist, 2000, 2005), sobre el cual se desarrollan las comunidades transnacionales.3

Redes transnacionales

10Alejandro Portes, Luis Eduardo Guarnizo y Patricia Landolt (2003) sugieren repensar la unidad de análisis en los estudios transnacionales desde el análisis del “individuo y sus redes sociales”. En palabras de estos autores:

El individuo y sus redes sociales constituyen el punto de partida más viable en la investigación de este tema [el transnacionalismo]. Esta decisión no se basa en una posición filosófica a priori, ni tiene la intención de negar la realidad e importancia de estructuras más amplias. Por el contrario, creemos que un estudio que se inicia con la historia y las actividades de los individuos es la forma más eficiente para comprender las estructuras del transnacionalismo y sus efectos (Portes, Guarnizo y Landolt, 2003: 19).

11Estudios recientes en el campo de las redes sociales han logrado definir, con mayor precisión, algunas características de las redes personales. En la actualidad se sabe que las redes personales de un individuo tienen una composición promedio de 290 contactos, aunque existe mucha variabilidad (Molina, 2007). Estas redes sociales conforman lo que Barry Wellman (1988) definió, en sus estudios fundacionales sobre redes personales, como “comunidad personal”.

12La comunidad personal se ubica en un ámbito intermedio entre el nivel micro del individuo y el nivel macro de las estructuras sociales: el nivel “meso” (Ferrand, 2002); constituye el “mundo pequeño” a través del cual una persona se integra en las estructuras mayores que denominamos “sociedad”. A diferencia de los conceptos tradicionales de comunidad, enfocados en criterios de pertenencia territorial y/o grupal, la comunidad personal se ocupa, fundamentalmente, de los criterios de relaciones sociales no-territoriales. El espacio de las comunidades personales no es geográfico, sino social.

13Los estudios de comunidad suelen definir sus ámbitos bajo criterios geográficos, más que sociales. Por esta razón, comunidad suele ser sinónimo de localidad o entorno geográfico próximo. Sin embargo, a diferencia del concepto tradicional de comunidad, (que supone a priori, el desarrollo de prácticas de solidaridad comunal entre los miembros de un grupo), el concepto de comunidad personal considera como unidad de análisis, los vínculos de una persona, que pueden ser locales pero también no-locales, en un mismo continuo reticular, que no necesariamente coincide con entornos geográficos próximos. Como señalan Alexis Ferrand (2002), Isidro Maya (2004) y Ainoa de Federico (2004), este replanteamiento es particularmente útil para repensar la relación entre redes personales y comunidades transnacionales, estas últimas normalmente comprendidas como sinónimo de “diásporas”.

Repensar las comunidades transnacionales

14En un mundo crecientemente globalizado es necesario repensar la noción de comunidad transnacional, incorporando en la definición, el ámbito de las redes sociales que sus miembros desarrollan. Estas redes no se limitan sólo a connacionales residentes en la sociedad de destino, sino incluye también a los connacionales en la sociedad de origen e, incluso, en otros países del extranjero. Del mismo modo, estas redes suelen incluir también a personas originarias de la sociedad receptora y también a inmigrantes de otras nacionalidades residentes en la misma sociedad de destino.

  • 4 Esta red ha sido reconstruida con información recolectada sobre 45 alteri (miembros) de su red pers (...)

15Por lo general, las comunidades transnacionales han sido entendidas como entidades cerradas y homogéneas, de fuertes vínculos internos, constituidas por inmigrantes de una misma nacionalidad de origen y con residencia compartida en la misma sociedad de destino. Esta sería una forma incompleta de entender las diásporas, porque no toma en cuenta, dentro de la definición, al conjunto de redes realmente existentes que sus miembros desarrollan y que incluyen también a nativos de la sociedad receptora. En la actualidad, las redes personales son cada vez más complejas y con un perfil sociocultural más diverso. Esta complejidad se puede apreciar en la siguiente gráfica 1, que representa las redes personales de un inmigrante varón argentino en Cataluña, España.4

Gráfica 1 - Representación de las redes personales de un inmigrante argentino en España.

16La gráfica expone algunas variables muy básicas de la estructura y de la composición de la red personal del inmigrante: 1) el cluster –agrupación o conglomerado de redes– de la red (línea punteada) muestra una estructura de redes densa y concentrada, 2) el lugar de residencia de los miembros de su red (en blanco los contactos que residen en España y en negro en Argentina) muestra una red transnacional, cuyos integrantes radican de manera casi equitativamente en ambos países, 3) la nacionalidad de origen de los miembros de esta red (la forma cuadrada representa personas de nacionalidad española; la de triángulo a personas de otras nacionalidades y la de círculo a personas de nacionalidad argentina), muestra una red multiétnica, especialmente en su ámbito desarrollado en España.

17Esta gráfica representa, de manera elemental y sencilla, el nuevo tipo de redes que los inmigrantes desarrollan en la actualidad en un mundo globalizado, cada vez más interconectado, transnacional y multicultural, en el que las sociedades receptoras desarrollan lo que S. Vertovec (2007) ha definido como “super-diversidad”. El estudio de las redes personales no sólo permite identificar las principales variables de estructura y composición de las comunidades personales, sino también dar cuenta de fenómenos poco estudiados como el “solapamiento de comunidades” en la sociabilidad transnacional de un inmigrante y la experiencia de sus múltiples pertenencias (Maya Jariego, 2002) dentro de este nuevo mundo de “super-diversidad”.

Argentinos, dominicanos, marroquíes y senegaleses en Barcelona

18La investigación se desarrolló en cuatro poblaciones migrantes de África y América Latina en Barcelona, provenientes de Marruecos, Senegal, República Dominicana y Argentina. Las poblaciones analizadas se escogieron tomando en consideración la antigüedad de sus procesos migratorios, así como las diferencias étnicas existentes entre cada una de las poblaciones, según criterios lingüísticos, religiosos y raciales. Nuestro objetivo era utilizar el análisis de redes como herramienta para el estudio transcultural de los inmigrantes, no tanto desde el ámbito narrativo de sus representaciones sobre la integración y el transnacionalismo, sino desde las prácticas de sociabilidad realmente existentes que desarrollan en sus vidas cotidianas.

  • 5 National Science Foundation, Awardbcs-0417429, dirigido por Christopher McCarty en los Estados (...)

19Los resultados son producto de dos proyectos de investigación desarrollados por el Laboratorio de Redes Personales y Comunidades Egolab, de la Universidad Autónoma de Barcelona, entre los años 2004 y 2008. El primer proyecto se tituló Development of a Social Network of Acculturation and its Applications to Inmigrant Populations in South Florida and the NorthEastern Spain5 y se desarrolló entre los años 2004 y 2006. Su objetivo era analizar, de manera comparativa, las redes personales de las poblaciones inmigrantes de Argentina, República Dominicana, Marruecos y Senegal en Cataluña, España, para comprender su funcionamiento y tipo de relación con los procesos de integración.

20El proyecto recogió 300 redes personales de manera aleatoria a inmigrantes con tiempo de residencia en España de dos a diez años. La principal herramienta para el trabajo de campo fue el software, Egonet, especializado en el análisis de redes personales.6 En cada uno de los 300 casos, este software permitió recolectar información sobre ego y una muestra de 45 alteri de su red personal. Con esta información se hicieron análisis preliminares sobre las propiedades de estructura y composición de estas redes personales.

21El segundo proyecto se tituló Dinamics of actors and networks across levels: individuals, groups, organizations and social settings7 y se desarrolló entre los años 2006 y 2008. El objetivo era desarrollar un estudio longitudinal de redes personales, poniendo a prueba el software Siena,8 diseñado para el estudio de redes sociocéntricas. Para este proyecto se escogió una muestra de 80 casos entre los 300 estudiados en la primera fase. Dos años después, a esta muestra de 80 casos se le aplicó nuevamente una segunda encuesta de redes personales con Egonet, manteniendo los mismos criterios metodológicos de la primera fase del estudio. La información recogida ha permitido construir una base de datos con mucha información sobre las poblaciones inmigrantes y sus redes personales.9

22Los datos se recolectaron mediante el software de análisis de redes Egonet, que permite el diseño de una encuesta para que la persona entrevistada, identifique un número determinado de personas con las que mantiene vínculos. En nuestro caso, recogimos una muestra de 45 personas para reconstruir la red de cada entrevistado. La encuesta consta de cuatro módulos sobre: 1) las características del entrevistado, 2) las 45 personas con las que tiene vínculos, 3) las características de estas 45 personas y 4) los vínculos entre estas 45 personas. Al final, Egonet permite visualizar la red personal con la información recogida en la encuesta.

  • 10 En sus comienzos, esta perspectiva se enfocaba en el estudio de variables de composición entre los (...)
  • 11 Granovetter desarrolló la tesis de la “fuerza de los lazos débiles”, fundamental para el desarrollo (...)

23En su sentido original, el estudio de las redes personales se enfocaba en el análisis de los “lazos fuertes” (Wellman, 1988), los cuales solían estar compuestos, en promedio, por una docena de alteri o contactos.10 Sin embargo, de manera reciente, Chris McCarty (2002) y José Luis Molina (2007) han recomendado extender el foco del análisis de las redes personales hacia el conjunto de su comunidad personal. Para esto, se requiere ampliar el número de alteri o contactos al menos a 45. Esta cantidad ofrece una muestra más confiable sobre el conjunto de las redes personales de un individuo y permite que el análisis se amplíe desde el núcleo restringido de “lazos fuertes” hacia la periferia más extensa de sus “lazos débiles”.11 Este giro metodológico es importante porque no sólo permite profundizar en el análisis de las variables de composición de las comunidades personales, sino también incluir en el estudio de las redes personales, variables de “estructura”, como si se tratara de redes completas o sociocéntricas (Molina, 2007).

24Ahora bien, el estudio de las comunidades personales con una muestra de 45 alteri o contactos es complejo. Para ello se requiere del software especializado en recolección, análisis y visualización de datos reticulares, como es el caso del Egonet, un software especialmente diseñado para el análisis de redes personales.

  • 12 Como ya hemos señalado líneas atrás, en escenarios migratorios la nacionalidad de origen se convier (...)

25En nuestra investigación, recurrimos al Egonet, y logramos identificar dos variables importantes para el análisis de las comunidades personales de los inmigrantes: 1) cluster (agrupación o conglomerado) y 2) composición étnica de los alteri de la red de ego. En el primer caso, el cluster se refiere a las redes desarrolladas entre la persona (ego) y sus contactos (alteri). En el segundo caso, la variable composición étnica se refiere al origen nacional de los alteri que forman parte de la comunidad personal del ego.12

26La siguiente gráfica 2 representa el esquema de una red personal. El círculo negro del centro simboliza al inmigrante –definido en la teoría de redes como ego– y los círculos blancos del entorno representan a sus contactos –definidos en teoría de redes como alteri–. Las variables de composición de la red personal se refieren a las características de los alteri (edad, sexo, nacionalidad, ocupación, etc.), y las variables de estructura, a las características de los vínculos entre los alteri de la red personal de ego (densidad, cluster, betweenness, etc.). Como ego tiene vínculos con todos los alteri, por economía visual los gráficos de las redes personales sólo representan los alteri de ego y sus vínculos.

Gráfica 2 - Esquema de una red personal.

Micro-estructuras: cluster o grupos en las redes personales

27Existe la creencia generalizada de que las personas desarrollamos nuestros vínculos de sociabilidad de manera aleatoria. Sin embargo, más allá del libre albedrío del individuo, lo cierto es que estos vínculos asumen cierta estabilidad en el tiempo, convirtiéndose en redes sociales. En su conjunto, estas redes van constituyendo “microestructuras” de sociabilidad, a través de las cuales interactúan las personas con sus contactos. En el caso de los inmigrantes transnacionales, el estudio del conjunto de sus redes sociales personales nos ofrece una radiografía de las “microestructuras” que conforman sus ámbitos de sociabilidad transnacional.

28En nuestra investigación hemos identificado tres tipos de cluster: 1) concentrado (un grupo), 2) bipolar (dos grupos) y 3) segmentado (tres o más grupos). Las redes de cluster concentrado se caracterizan por su entramado de alta densidad interna, agrupados en un único cluster. Las de cluster bipolares desarrollan un entramado de densidad intermedia, agrupados en torno a dos clusters. Las de cluster segmentado” desarrollan un entramado de redes sociales de baja densidad, dispersos entre tres o más clusters. Veamos un ejemplo de cada caso en las siguientes gráficas (véase gráfica 3).

Gráfica 3 - Microestructuras de redes personales.

29En la investigación encontramos que la estructura más común entre las redes personales de los inmigrantes, es la “concentrada”. Este tipo de estructura se desarrolla en 47% de los casos analizados, tal como se puede apreciar en las cifras del siguiente cuadro 1.

Tipo de redes

%

Cantidad

Concentradas

 47

132

Duales

 26

 72

Segmentadas

 27

 74

Total

100

278

Cuadro 1 - Estructura de cluster en redes personales inmigrantes.

Fuente: Laboratorio de Redes Personales y Comunidades Egolab. Universidad Autónoma de Barcelona.

Composición étnica

30La composición étnica de la red personal del inmigrante ofrece información sobre su proceso de integración en la sociedad receptora. Por lo general, este proceso se ha estudiado a partir de las narrativas de los inmigrantes. El análisis de las redes personales nos permite estudiar estos procesos desde sus mismas prácticas de sociabilidad, que se pueden desarrollar con personas de la nacionalidad de origen, de destino o de otras nacionalidades.

31Para identificar los niveles de composición étnica se ha diseñado un nuevo indicador que considera la proporción de vínculos del inmigrante con personas de su nacionalidad de origen y españoles. A mayor número de connacionales (y menor de españoles) la composición étnica de la red será más segregada, mientras que a mayor número de españoles (y menor de connacionales) la composición étnica de la red será más asimilada. Los rangos son los siguientes: 1) composición segregada (31 a 45 connacionales), 2) composición mixta (16 a 30 connacionales) y 3) composición asimilada (uno a 15 connacionales).

32Los siguientes gráficos (véase gráfica 4) muestran ejemplos de cada caso (los alteri de la misma nacionalidad de ego se representan en color negro, y de otras nacionalidades en color blanco).

Gráfica 4 - Composición étnica de las redes

33En la investigación encontramos que el tipo de composición étnica más común es la segregada; se desarrolla en 49% de los casos, tal como se puede apreciar en el siguiente cuadro 2.

Composición

%

Cantidad

Segregada

 49

137

Mixta

 28

 78

Asimilada

 23

 63

Total

100

278

Cuadro 2 - Composición étnica de las redes.

Fuente: Laboratorio de Redes Personales y Comunidades Egolab. Universidad Autónoma de Barcelona.

34¿Existe alguna relación entre los clusters de las redes y la composición étnica? En nuestra investigación hallamos una respuesta afirmativa. Esta relación sería positiva entre los clusters concentrados y la composición étnica segregada (59% siendo el promedio 49%) y entre la estructura segmentada y la composición étnica asimilada (30% siendo el promedio 23%). Esto significa que existiría una tendencia a que las redes de estructura concentrada tengan una composición más homogénea y las redes de estructura más segmentada posean una composición más asimilada. En el siguiente cuadro 3 se aprecian estas cifras con mayor detalle.

Composición

Estructura

Segregada

Híbrida

Asimilada

Total

Concentrada

59

24

17

100

Dual

47

28

25

100

Segmentada

35

35

30

100

Total

49

28

23

100

Total: 278

Cuadro 3 - Composición y estructura de red (%).

Fuente: Laboratorio de Redes Personales y Comunidades Egolab. Universidad Autónoma de Barcelona

35¿Qué ocurre con las redes bipolares? Tendrían una ubicación intermedia entre la segregación étnica de las redes más concentradas y la asimilación de las redes más segmentadas. El siguiente modelo representa esta relación entre estructura de cluster de las redes y su composición étnica (véase gráfica 5).

Gráfica 5 - Estructuras cluster y composición étnica de las redes personales transnacionales.

Sociabilidad transnacional

36Las redes de cluster más concentrado y de composición étnica más segregada definen comunidades personales diferentes a las de estructuras más segmentadas y composición más asimilada.

37Las redes de composición segregadas suelen desarrollar un campo transnacional más “amplio”. En este caso, la condición transnacional suele involucrar varias esferas de la vida social del inmigrante, desarrollando una centralidad importante en su vida cotidiana. Por su parte, las redes de composición asimilada suelen desarrollar un campo transnacional más “estrecho”, circunscrito a una esfera más específica de la vida social del inmigrante.

38Una rápida comparación entre ambos tipos de redes personales nos muestra que las “segregadas” se caracterizan por fuertes vínculos de apoyo social interno, con redes que asumen múltiples funciones. La sociabilidad del individuo tiende a ser más comunitarista, y sus expresiones identitarias se relacionan con la búsqueda de la reproducción de la cultura originaria. Por su parte, las redes más “asimiladas” se caracterizan por tener vínculos más definidos y especializados. La sociabilidad suele ser más individualista y sus expresiones identitarias se relacionan con mayor frecuencia a la hibridación de la cultura originaria y/o la asimilación de los códigos culturales de la sociedad de origen.

Dinámicas de cambio en las redes personales

39Las redes personales son dinámicas. Presentan cambios en su estructura y composición. En nuestro caso, para identificar las dinámicas del cambio, construimos otro indicador que nos permita ubicar la variación de contactos en la red personal de un inmigrante durante dos periodos diferentes de tiempo. Tomando en cuenta el número de nuevos contactos en la red del inmigrante, podíamos identificar el nivel del cambio: a) fuerte, si era de entre 31 a 45 contactos, b) medio, si era de entre 16 a 30 contactos y c) débil si era de entre uno a 15 contactos).

40Al momento de iniciar la segunda fase de la investigación, nuestra hipótesis consistía en la existencia de una relación entre la estructura y composición de las redes personales con sus dinámicas de cambio. De manera específica, sosteníamos que las redes de estructura segmentada y composición asimilada serían, por su naturaleza más abierta y volátil, redes más proclives al cambio; mientras que las redes de estructura concentrada y de composición segregada serían, también por su naturaleza cerrada y densa, más proclives a la estabilidad. Sin embargo, los datos recogidos en la segunda fase del estudio falsaron nuestra hipótesis.

  • 13 Es probable que la diferencia responda a las distintas estrategias de integración desarrolladas por (...)

41En primer lugar, encontramos que el grupo que suponíamos desarrollaría menos cambios, el de Senegal –por su estructura concentrada y composición homogénea–, fue el que desarrolló mayores porcentajes de cambio fuerte (56%); mientras que el grupo que suponíamos desarrollaría mayores cambios, el argentino –por su estructura segmentada y composición heterogénea– fue el grupo con menor nivel de cambio cambio fuerte (18%)13 (véase cuadro 4).

Nivel de cambio

Poblaciones inmigrantes

Fuerte

Medio

Débil

Total

Argentina

11

71

18

100

República Dominicana

47

47

 6

100

Marruecos

46

54

 0

100

Senegal

56

44

 0

100

Total

39

54

 7

100

Total: 61

Cuadro 4 - Nivel de cambio en las redes por poblaciones inmigrantes (%).

Fuente: Laboratorio de Redes Personales y Comunidades Egolab. Universidad Autónoma de Barcelona.

42En segundo lugar, encontramos que el tipo de estructura más proclive al cambio era la “bipolar” y no la de tipo “segmentado”. Del 100% de casos que presentaron relación positiva entre cambio de contacto y cambio de estructura de cluster, 74% ocurrió con estructuras que originalmente eran “bipolares”, tal como se aprecia en el siguiente cuadro 5.

Estructura

Cambio

Si

No

Total

Concentrada

23

77

100

Bipolar

74

26

100

Segmentada

38

62

100

Total

43

57

100

Total: 61

Cuadro 5 - Cambio en la estructura de redes (%).

Fuente: Laboratorio de Redes Personales y Comunidades Egolab. Universidad Autónoma de Barcelona.

43Las cifras del cuadro muestran con claridad que la estructura de tipo “bipolar” es la más proclive al cambio. ¿Por qué motivo? Nuestra hipótesis es que la estructura “bipolar” no sólo sería una estructura intermedia entre las estructuras “concentrada” y “segmentada”, sino también una fase estructural de tránsito entre las dos principales dinámicas del cambio en la estructura de los cluster: la “segmentación” y la “concentración”.

44En las dinámicas de cambio en las comunidades personales, el proceso de “concentración” de los cluster suele ir acompañado de otro de “segregación” de su composición étnica. Del mismo modo, el proceso de “segmentación” de los cluster suele ir acompañado por otro de “asimilación” en su composición étnica.

45En el siguiente modelo representamos esta relación dialéctica entre los procesos de “segmentación” y “concentración” de las estructuras de cluster, con los de “segregación” y “asimilación” de su composición étnica. Se puede apreciar cómo las redes “bipolares” tienen una ubicación intermedia, de “transito estructural”, entre los extremos de las redes concentradas y homogéneas, por un lado, y las redes segmentadas y heterogéneas, por otro lado (véase gráfica 6).

Gráfica 6 - Modelo dinámica de cambio redes personales inmigrantes.

Conclusiones

46El individuo y sus redes sociales constituyen la unidad de análisis de los estudios transnacionales. Estas redes desarrollan propiedades de estructura y composición diversa, cuyo análisis es útil para comprender mejor los procesos de sociabilidad de los inmigrantes, que constituyen conexiones transnacionales.

47La estructura de cluster y la composición étnica de las redes son dos variables importantes para el estudio de las redes transnacionales. En el caso de los cluster hemos identificado tres tipos: 1) concentrado, 2) bipolar y 3) segmentado. En el caso de la composición étnica hemos identificado tres tipos diferentes: 1) segregadas, 2) híbridas y 3) asimiladas. En la investigación encontramos una relación entre la estructura de cluster de las redes y su composición étnica. Las redes de cluster concentradas tienden a tener una composición étnica más segregada, mientras que en el caso de las estructuras segmentadas, la composición étnica suele ser heterogénea. Las estructuras bipolares se ubican en una situación intermedia.

48Las comunidades personales son dinámicas y desarrollan cambios. A nivel de estructura de cluster idenfiticamos dos grandes procesos de cambio: a) “concentración” y b) “segmentación”. A nivel de composición étnica hallamos otros dos procesos: a) segregación y b) asimilación. Los procesos de concentración en la estructura de cluster suelen ir acompañados de un proceso de segregación en su composición étnica y los procesos de segmentación suelen ir acompañados de otro de asimilación en su composición étnica.

49El estudio de estas comunidades puede favorecer al análisis de la relación entre las redes sociales, entendidas como prácticas de sociabilidad con el desarrollo de sus procesos simbólicos de identificación y cultura, no sólo en su dimensión más endógena y homogénea, sino también en su otra dimensión más exógena y heterogénea, en los diferentes espacios en los cuales se desarrollan los múltiples ámbitos de sociabilidad transnacional de los inmigrantes.

50Asimismo, permite analizar con detalle las dinámicas de cambio. Los datos sobre el cambio en las redes personales de los inmigrantes argentinos, dominicanos, marroquíes y senegaleses contradicen el sentido común predominante sobre las redes étnicas, que asumen una supuesta “resistencia al cambio” en el caso de las redes de estructura concentrada y composición étnica segregada. En el estudio se ha encontrado que las redes concentradas y segregadas son las que desarrollan los mayores cambios cuantitativos en su composición, por encima de las redes segmentadas y asimiladas.

51A nivel de grupos étnicos, hemos encontrado que las redes de los senegaleses y dominicanos tienen una estructura más concentrada y composición segregada. Sin embargo, las redes de estos grupos son las que muestran mayores dinámicas de cambio. Son más volátiles y fluidas.

52¿Por qué los cambios cuantitativos en las redes personales de los dominicanos y senegaleses no derivan en cambios cualitativos en su estructura y composición? Una hipótesis preliminar es que las características de las redes personales reproducen, a nivel micro las ”estructuras de desigualdad” existentes a nivel macro en la sociedad receptora, que segmenta los procesos de integración de los diferentes grupos inmigrantes según sus características étnicas diferenciadas, tomando en cuenta criterios de lengua, religión, raz”, entre otros. Esta estructura de desigualdad se reproduciría en las redes personales de los inmigrantes, que permite representar las características de las prácticas de sociabilidad de los inmigrantes, y sus accesos diferenciados a lo que Ghassan Hage (2000) denomina como acceso diferenciado al “capital nacional” o la “nacionalidad práctica” (Garzón, 2006).

53En el caso de los grupos analizados se observa cómo esta estructura de desigualdad, incide en las características que a nivel micro desarrollan los inmigrantes, en sus prácticas de sociabilidad cotidianas, más segregadas o asimiladas. Esta perspectiva no sólo permite identificar diferencias “macro” entre diferentes grupos inmigrantes, sino también diferencias “micro” entre los inmigrantes de un mismo grupo inmigrante. Es decir, no sólo identificar diferencias entre grupos inmigrantes de grupos étnicos diferentes sino también semejanzas transculturales.

Inicio de página

Bibliografía

Arango, Joaquín (2003), “La población mundial, en Juan Romero (coord.), Geografía Humana, Ariel, Barcelona.

Cohen, Robin (1997), Global Diasporas. An Introduction, Universidad de Washington, Seatle.

De Federico, Ainoa (2004), “Los espacios sociales de la transnacionalidad. Una tipología de la integración relacional de los migrantes”, Revista Redes, 7: 1-25.

Faist, Thomas (2005), “Espacio social transnacional y desarrollo: una exploración de la relación entre comunidad, mercado y Estado”, Revista Migración y Desarrollo, 2: 2-34.

Faist, Thomas (2000), “Transnationalization in International Migration: Implications for the Study of Citizenship and Culture”, Ethnic and racial studies, 23 (2): 189-222.

Ferrand, Alexis (2002), “Las comunidades locales como estructuras meso”, Revista Redes, 3-4: 1-18.

Garzón, Luis (2006), Trayectorías e integración de la inmigración argentina y ecuatoriana en Barcelona y Milano, tesis doctoral, Universidad Autónoma de Barcelona. Disponible en tdx: http://www.tdx.cesca.es

Glick Schiller, Nina, Linda Basch y Cristina Szanton-Blanc (1992), “Transnationalism: A New Analytic Framework for Understanding Migration”, en Nina Glick Schiller, Linda Basch y Cristina Blanc-Szanton (eds.), Towards a Transnational Perspective on Migration: Race, Class, Ethnicity and Nationalism Reconsidered, New York Academy of Sciences, Nueva York.

Granovetter, Mark S. (1973), “The Strenght of Weak Ties”, American Journal of Sociology, 68 (6): 1360-1380.

Guarnizo, Luis (2007), “Aspectos económicos del vivir transnacional”, en Marina Ariza y Alejandro Portes (eds.), El país transnacional: migración mexicana y cambio social a través de la frontera, iis-unam, México.

Hage, Ghassan (2000), White Nation:Ffantasies of White Supremacy in a Multicultural Society, Australia, Routlegde.

Levitt, Peggy (1998), “Social Remittances: Migration Driven Local-Level Forms of Cultural Diffusion”, International Migration Reviewer, 32 (4): 926-948.

Levitt, Peggy y Nina Glick Schiller (2004), “Perspectivas internacionales sobre migración: conceptuar la simultaneidad”, Revista Migración y Desarrollo 3: 60-91.

Massey, Douglas S. et al. (2000), “Teorías sobre la migración internacional: una reseña y una evaluación”, Trabajo 3: 5-51.

Maya Jariego, Isidro (2004), “Sentido de comunidad y potenciación comunitaria”. Apuntes de Psicología, 22 (2): 187-211.

Maya Jariego, Isidro (2002), “Tipos de redes personales de los inmigrantes y adaptación psicológica”, Revista Redes 1 (4): 1-56.

McCarty, Christopher (2002), “Structure in Personal Networks”, Journal of Social Structure, 3(1).

Molina, José Luis (2007), “El estudio de las redes personales: contribuciones, métodos y perspectivas”, Empiria,10: 71-106.

Portes, Alejandro, Luis Guarnizo y Patricia Landolt (2003), La globalización desde abajo: transnacionalismo inmigrante y desarrollo. La experiencia de Estados Unidos y América Latina, Flacso, México.

Rouse, Roger (1991), “Mexican Migration and the Social Space of Postmodernism”, Diaspora, 1: 8-23.

Tilly, C. (1990), “Transplanted Networks”, en Virginia Yans McLaughlin (ed.) Immigration Reconsidered, Universidad de Oxford, Nueva York.

Vertovec, Steven (2007), “Super-Diversity and its Implications”, Ethnic and Racial Studies, 30 (6): 1024-1054.

Vertovec, Steven (2003), “Migrant Transnationalism and Modes of Transformation, International Migration Review, 38(3): 970‑1001.

Vertovec, Steven (2002), “Migration and other Modes of Transnationalism: Towards.

Conceptual Cross-Fertilization”, International Migration Review, 37(3): 641-665.

Wellman, Barry, Peter J. Carrington y Alan Hall (1988), “Networks as Personal Communities”, en Barry Wellman y Stephen D. Berkowitz (eds.), Social Structures. A Network Approach, Universidad de Cambridge, Cambridge.

Inicio de página

Notas

1 El transnacionalismo es un patrón de migración en el cual las personas, a pesar de haberse desplazado por fronteras internacionales, haberse asentado y haber establecido relaciones dentro del nuevo Estado, mantiene también activas sus conexiones sociales con la sociedad de donde son originarios (Glick Schiller, Basch y Szanton-Blanc, 1992).

2 El concepto se inspira en la definición de Pierre Bourdieu sobre “campo social” para llamar la atención sobre las maneras en que las relaciones sociales se estructuran por el poder. “Definimos el campo social como un conjunto de múltiples redes entrelazadas de relaciones sociales, a través de las cuales se intercambian de manera desigual, se organizan y se transforman las ideas, las prácticas y los recursos. Las redes pueden consistir en vínculos fuertes o débiles, que contactan a las personas que tienen relaciones transnacionales con aquellos que no las poseen, pero que reciben influencias indirectas de los flujos de ideas, objetos y remesas colectivas dentro de su campo de relaciones sociales” (Levitt, 1998).

3 El concepto de comunidad transnacional se ha vuelto de uso común en los estudios sobre transnacionalismo, pero no hay un claro consenso sobre su significado. En un breve recuento se pueden identificar, por lo menos, cuatro sentidos diferentes en su uso. En un primer sentido, comunidad transnacional se usa como sinónimo de “diáspora”, referido al conjunto de inmigrantes de una misma nacionalidad de origen con residencia en la misma sociedad de destino (Cohen, 1997). En un segundo sentido, el concepto es sinónimo de “circuito transnacional” entre las sociedades de destino y origen (Rouse, 1991). En un tercer sentido, el concepto se refiere a las prácticas y representaciones desarrolladas por los inmigrantes dentro del campo social transnacional (Levitt y Glick Schiller, 2004). En un cuarto sentido, el concepto se entiende también como “espacio social transnacional”, como una combinación de vínculos, posiciones en redes y organizaciones que se extienden entre las fronteras de múltiples estados (Faist, 2000, 2005).

4 Esta red ha sido reconstruida con información recolectada sobre 45 alteri (miembros) de su red personal, durante el año 2006.

5 National Science Foundation, Awardbcs-0417429, dirigido por Christopher McCarty en los Estados Unidos y José Luis Molina en España.

6 http://sourceforge.net/projects/egonet/

7 European Collaborative Research Project (ecrp) financiado por la European Science Foundation y el Ministerio de Ciencia y Tecnología (SEJ2005-25683-E, SEJ2007-29468-E, 05_ECRP_FP026).

8 http://www.stats.ox.ac.uk/~snijders/siena/

9 www.egoredes.net

10 En sus comienzos, esta perspectiva se enfocaba en el estudio de variables de composición entre los miembros de cada red personal (sexo, edad, ocupación, nivel estudios, lugar de residencia, etc.), y su relación con los vínculos de apoyo social.

11 Granovetter desarrolló la tesis de la “fuerza de los lazos débiles”, fundamental para el desarrollo posterior del concepto de “capital social” (Granovetter, 1973).

12 Como ya hemos señalado líneas atrás, en escenarios migratorios la nacionalidad de origen se convierte en uno de los principales registros desde el cual se desarrollan los procesos de “identificación” del “nosotros” y los “otros”, entre los inmigrantes y la sociedad receptora.

13 Es probable que la diferencia responda a las distintas estrategias de integración desarrolladas por los grupos. En el caso argentino, al estar más integrado en la sociedad receptora, no habría necesidad de hacer grandes cambios en sus redes personales; mientras que en el resto de grupos, al estar menor integrados, si exista esta necesidad.

Inicio de página

Índice de ilustraciones

Leyenda Gráfica 1 - Representación de las redes personales de un inmigrante argentino en España.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1738/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 24k
Leyenda Gráfica 2 - Esquema de una red personal.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1738/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 32k
Leyenda Gráfica 3 - Microestructuras de redes personales.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1738/img-3.jpg
Ficheros image/jpeg, 40k
Leyenda Gráfica 4 - Composición étnica de las redes
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1738/img-4.jpg
Ficheros image/jpeg, 44k
Leyenda Gráfica 5 - Estructuras cluster y composición étnica de las redes personales transnacionales.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1738/img-5.jpg
Ficheros image/jpeg, 44k
Leyenda Gráfica 6 - Modelo dinámica de cambio redes personales inmigrantes.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1738/img-6.jpg
Ficheros image/jpeg, 46k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

Javier Ávila Molero, « Redes transnacionales. Análisis comparativo de argentinos, dominicanos, senegaleses y marroquíes en España », Trace, 60 | 2011, 41-53.

Referencia electrónica

Javier Ávila Molero, « Redes transnacionales. Análisis comparativo de argentinos, dominicanos, senegaleses y marroquíes en España », Trace [En línea], 60 | 2011, Puesto en línea el 01 diciembre 2011, consultado el 24 julio 2017. URL : http://trace.revues.org/1738

Inicio de página

Autor

Javier Ávila Molero

Es candidato a doctor en antropología por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Es docente del Departamento de Antropología de la Universidad Nacional Federico Villarreal e investigador asociado de EGOLAB, Laboratorio de Redes Personales y Comunidades de la UAB. Ha publicado artículos sobre migraciones internacionales de peruanos en EEUU y en Europa. Trabaja actualmente en su tesis doctoral sobre el estudio de las redes personales de inmigrantes latinos y africanos en España.

Inicio de página