Navegación – Mapa del sitio
Sección general

Na’at le ba’ala’ paalen Na’at le ba’ala’ paalen. Adivina esta cosa ninio. La experiencia de revitalización, mantenimiento y desarrollo lingüístico y cultural en México con énfasis en el maya yucateco1

José Antonio Flores Farfán
p. 92-120

Resúmenes

Se presume que en pocas generaciones la mayoría de las lenguas del mundo serán sólo un recuerdo y que la sustitución de estas lenguas y de las culturas originarias trastornará definitivamente el equilibrio sociocultural, los valores y la coexistencia pacífica de los grupos. Diferentes comunidades indígenas han desarrollado respuestas para resistir tal sustitución, siendo un ejemplo destacado los mayas de la Península de Yucatán, tierra fértil por sus condiciones de resistencia lingüística y cultural, donde el Proyecto de Revitalización, Mantenimiento y Desarrollo Lingüístico y Cultural (prmdlc) ha abonado a favor del desarrollo de medios audiovisuales e impresos en lengua maya yucateca, producidos y difundidos junto con actores clave de la región.

Inicio de página

Texto integral

El contexto global de la revitalización lingüística y cultural

  • 1 Agradezco a todos y todas las que hicieron posible la publicación de este artículo en su forma actu (...)

1A nivel mundial sabemos que la afirmación, el respeto y la tolerancia de la diversidad cultural y lingüística contribuyen a una coexistencia pacífica y a un enriquecimiento de toda la humanidad, al promover nuevas formas de ciudadanía que la considere como eje central y proveedora de diferentes identidades, fuente de sabiduría ancestral, biológica y de riqueza humana e incluso de ciudadanía intercultural. Sabemos que el multilingüismo es un valor que debe ser considerado un recurso y no un problema (Ruiz, 1995) relacionado al desarrollo cognitivo, la educación y al derecho a ser diferente. Cada día más comunidades reivindican su derecho a la territorialidad y usufructo sostenible de sus recursos naturales, relacionado a una visión holística e integral de la lengua y la cultura en su relación con el medio ambiente y en contra de una explotación insostenible de los recursos naturales, sujetos a la biopiratería. Cuando se pierde una lengua se desvanecen conocimientos del medio ambiente y de su manejo tecnológico sustentable, informes sobre recursos de flora y fauna, de minerales, de farmacopea, etcétera.

2La relación entre diversidad lingüística y biológica no ha sido lo suficientemente explorada y ahora se reconoce como relación biocultural (Skutnabb-Kangas, Maffi y Harmon, 2003) en donde las lenguas son también las bases de la identidad, y en muchos casos, su desaparición es un elocuente indicador de desintegración social que violenta la identidad y fomenta su destrucción, en numerosos casos con frecuencia expresa sendos conflictos sociolingüísticos. Por tanto, la sustitución de la lengua y cultura originaria trastorna el equilibrio sociocultural y la coexistencia pacífica de los grupos. Las repercusiones de la destrucción de la identidad pueden llegar a ser apabullantes y llevar a una intolerancia hacia la diversidad, hacia la institucionalización del racismo y la discriminación, y en el caso extremo hacia eventos de etnocidio.

3En años recientes ha crecido la preocupación por la amenaza de la diversidad lingüística y cultural en distintos sectores de la sociedad, tanto en las comunidades indígenas, que se manifiestan en movilizaciones y reivindicaciones de cara a los estados nacionales y en buena medida en respuesta a ello, como de los estados mismos. Se ha estimado de una manera un tanto exagerada que en pocas generaciones la mayoría de las lenguas del mundo serán un recuerdo. Las teorías más pesimistas, catastróficas y fatalistas, estiman que sólo 20% de la diversidad cultural y lingüística prevalecerá en dos generaciones, este porcentaje desde luego incluye a las lenguas coloniales (Crystal, 2000). Esta supuesta catástrofe planetaria global va acompañada de muy pocos esfuerzos para resistir semejantes embates, por lo menos desde la academia. Las instituciones globales ocupadas de la diversidad lingüística, en comparación a las iniciativas para la defensa de la biodiversidad, son pocas. Por ejemplo, no existe nada comparable en el ámbito de las lenguas y culturas amenazadas como un Fondo Mundial para la Naturaleza (wwf por sus siglas en inglés) o un Greenpeace, e incluso las instancias relacionadas que han llegado a existir se encuentran seriamente amenazadas, como es el caso de Lingua Mon o Linguapax en España. En pocas palabras, de acuerdo con autores que si bien exageran (Crystal, 2000), ojalá para hacer sonar la alarma y ganar visibilidad, perdemos una lengua cada dos semanas. Desde luego México no es ajeno a estos procesos de globalización y muchas de sus comunidades presentan claros casos de resistencia y retención lingüística y cultural.

4En el continuo de lenguas llamadas “moribundas” –prefiero la idea de “dormidas”– (Evans, 2010) versus todavía aquellas vitales o viables, la lingüística formal ortodoxa considera y destaca de manera casi exclusiva necesidades de investigación focalizadas en la recopilación de datos sobre la diversidad lingüística para el cultivo de las ciencias del lenguaje. Este es un conocimiento que paradójicamente se limita a archivar, y en no pocas ocasiones supone una noción cerrada e incluso purista de lengua, un concepto problemático en sí mismo (Flores Farfán, 2013b). En cambio, si las lenguas se visualizan en los ámbitos históricos y socioculturales en los que variedades lingüísticas específicas son materializadas, se es sensible a toda una ecología sociolingüística y pragmática, no ajena desde luego al uso de sus hablantes. El campo de la revitalización de lenguas discute con semejantes paradigmas recibidos, pugnando por cambiar semejantes agendas de prioridades y concepciones de la investigación lingüística, como incluso con sendas versiones de la documentación lingüística (Gippert, Himmelmann y Mosel, 2006).

5Al articular disciplinas diferentes en una complementariedad positiva entre por ejemplo documentación y revitalización emerge una nueva ecología con una relación de poder más equilibrada entre diversos actores, hablantes y lingüistas incluidos, democratizando los procesos y productos del conocimiento. Semejante reconsideración epistemológica de los modelos y las maneras de investigar en las ciencias sociales (Hale, 2004; Hernández, 2006; Leyva y Speed, 2008; Flores Farfán y Ramallo, 2010) conlleva nuevos tipos de relaciones entre el investigador y el actor, resumidos como procesos de empoderamiento (Flores Farfán, 2005) documentación activa o incluso activista (Flores Farfán y Ramallo, 2010).

6Todo esto supone una apuesta por abrirse al diálogo intercultural, una utopía más allá de la retórica de la interculturalidad unilateral. Contemplando la posibilidad de crear nuevas ecologías de poder de las preferencias lingüísticas, se opone a los estigmas e ideologías negativas que atentan contra las lenguas originarias, afirmando el futuro de lenguas y culturas en ocasiones fuertemente amenazadas incluso cambiando las actitudes. En este sentido, hay que ir cerrando la brecha entre lingüística descriptiva, archivo, documentación y revitalización, entre muchos otros campos tradicionalmente separados. Se trata de romper con la concepción en que los hablantes son considerados medios para un fin, portadores de datos a extraer, postulando un sistema lingüístico independiente de los mismos, lo cual arroja datos descontextualizados y editados para propósitos demostrativos de una u otra teoría, sin reconocer la interacción en la que se genera un corpus con el que se producen gramáticas que poco o nada tienen que ver con las prácticas comunicativas de los hablantes. Esto conlleva una ruptura entre la perspectiva de los sujetos y los usos sociales de sus lenguas y las concepciones del lingüista. Esto genera incluso nuevas variedades lingüísticas como parte de una actitud aparentemente condescendiente de los hablantes hacia los lingüistas que llegan a convertirse en formas sutiles de resistencia, de lingüística inversa, en la que los hablantes se ríen e incluso se burlan de los investigadores, como se ha apuntado en algunas comunidades en Australia (Evans, 2010), desde luego no ajenas a la realidad mexicana (Flores Farfán, 2011b).

7En contraposición a la lingüística descriptiva, la documentación lingüística (Gippert, Himmelmann y Mosel, 2006) pugna por el desarrollo de un corpus exhaustivo en que las condiciones de la producción del mismo estén clara y profusamente explicitadas –la llamada anotación del corpus y los metadatos– como búsqueda de una transparencia íntegra y abundante en la construcción de datos. Las buenas prácticas en esta construcción de datos implican datos más confiables, lo que técnicamente incluye la grabación en audio y video con hablantes involucrados en la formación del corpus, idealmente de manera multidimensional y multimodal. A diferencia de la lingüística descriptiva en que la interlocución está limitada a los lingüistas, el corpus es concebido como multipropósito, incluyendo las expectativas de las comunidades en relación a sus lenguas, actividad también ligada a preocupaciones éticas de la investigación. Sin embargo, las tareas de la documentación consumen mucho tiempo (grabación, transcripción, traducción, anotación, catalogación, análisis, etcétera). Con ello, la tarea de producir materiales de educación caros a las comunidades puede, y en general, pasa a un segundo plano, un punto muchas veces difícil de conciliar con los intereses de los investigadores, que quedan desbordados por las exigencias de la propia documentación o la archivística digital, con lo que la desiderata de incluir los intereses de los hablantes no está en primer lugar en la lista de prioridades y se queda a nivel de la retórica experta y declaraciones sin mucho correlato en la práctica.

8Más aún, las ideologías que prevalecen en el campo de la documentación lingüística por más inconscientes que sean, trasudan ideologías paternalistas e incluso han sido calificadas de racimo encubierto (Kroskrity, 2013), en la medida en que la agencia de los hablantes es básicamente negada, en el sentido de darle continuidad a la lengua y cultura propias; de encontrar respuestas a la amenaza al legado lingüístico y cultural desde y por las propias comunidades. Por supuesto que estas respuestas son múltiples y diversas –incluso contradictorias–, e incluyen la dinámica, actualización y recreación de la lengua y cultura propias, que desde luego los hablantes en su heterogeneidad renuevan constantemente, desafiando las definiciones estáticas y cerradas que quisieran encapsularlas en mistificaciones nacionalistas como el glorioso pasado indígena y que en la práctica constituyen ecologías muy complejas que presentan dilemas importantes como el del desplazamiento o mantenimiento de las lenguas y culturas amenazadas.

9Semejantes mistificaciones son propias de grupos cercanos al poder del estado, las instituciones indigenistas y sus intelectuales orgánicos, manifiestas entre otras en actitudes puristas, características de ideologías racistas no ajenas del todo a disciplinas como la antropología y la lingüística (Hill y Hill, 1986; Flores Farfán, 2003). Está claro, por las dinámicas que se presentan en los propios pueblos indígenas que éstos forman parte de un mundo global en distintas esferas y medidas, pudiéndose hablar de culturas y lenguas glocales en permanente cambio y renovación. La cultura así como la lengua se renueva constantemente en función de nuevos contextos y coyunturas, de manifiesto por ejemplo en la tradición oral que es capaz de incorporar referentes contemporáneos con base en claves culturales y lingüísticas de larga data, como la historia sagrada o mítica, y así actualizarse constantemente (López Austin, 1993). Más aún, nuevas manifestaciones pueblan las expresiones culturales, sobre todo en comunidades con alta vitalidad y continuo movimiento, como la maya yucateca.

10Buscando superar los conflictos de intereses y las tensiones que se pueden generar entre las perspectivas de los hablantes y las de los investigadores, la lingüística revitalizadora se asume como una (micro)política en la que el investigador es sólo un facilitador, un detonador de procesos, en el mejor de los casos un guía en la gestión de la revitalización junto con los propios hablantes, sin limitarse a intentar involucrar a los hablantes y facilitar la accesibilidad de los datos, como por ejemplo, de archivos digitales, como sugieren las buenas prácticas en archivística documental (Barwick y Thieberger, 2006). Todo esto se tiene que, desde luego, empezar y arraigar desde las propias bases sociales como posibilidades de fortalecimiento que perfilan las comunidades mismas y que involucran por lo menos a algunos de sus hablantes, fomentando por ejemplo comunidades de aprendizaje o práctica (Meyerhoff, 2004). Al surgimiento de activistas lingüístico-culturales natos a favor de la diversidad, el investigador contribuye ya sea identificando, procurando desatar, fortaleciendo y desarrollando propuestas de empoderamiento activo. Este es el caso del maya yucateco que comentaremos con detalle más adelante, como parte de la descripción del Proyecto de Revitalización, Mantenimiento y Desarrollo Lingüístico y Cultural (prmdlc), que ha trabajado por más de una década en distintas lenguas y regiones mexicanas, entre otros, con los nahuas del Balsas, Guerrero y por supuesto con los mayas de la península de Yucatán.

Respuestas a la sustitución lingüística y cultural: El Proyecto de Revitalización, Mantenimiento y Desarrollo Lingüístico y Cultural

11Se cuenta con 11 familias lingüísticas y de manera oficial 364 variantes pertenecientes a 68 grupos etnolingüísticos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (inali), la diversidad lingüística de nuestro país es una de las cinco más altas del mundo, en paralelo a su biodiversidad. Diferentes comunidades indígenas han desarrollado respuestas para resistir la asimilación; siendo un ejemplo destacado los mayas de la península de Yucatán, terreno fértil en el que el prmdlc ha abonado a favor del desarrollo de medios audiovisuales e impresos en lengua maya yucateca, producidos y repartidos junto con actores clave de la región. Sin embargo, todavía en gran parte de la sociedad, especialmente en la yucateca, prevalece la discriminación histórica y el racismo, traducidos en un colonialismo interno persistente en muchas regiones y en la mentalidad de la mayoría de la población, incluso como se ha sugerido está presente de maneras subrepticias en el mundo académico.

12Las ideologías monolingües impuestas por la historia de los embates coloniales y de modernización nacionales, y que han sido interiorizadas por los propios hablantes, conllevan un gran impacto negativo para la supervivencia de las culturas y lenguas minorizadas. Estas ideologías monolingües que corresponden con posturas racistas y una discriminación intolerante y negativa, pueden y deberían ser suplantadas por un ethos multilingüe que celebra y rescata el valor de la diversidad como parte de una responsabilidad compartida por diferentes sectores de la sociedad, en un contexto de una mayor equidad y participación de los propios sectores discriminados. En este sentido, la justificación más obvia de un proyecto como el prmdlc está orientada a reivindicar las manifestaciones lingüísticas y culturales de los pueblos originarios mexicanos y la retención y fortalecimiento de su herencia intangible. Estas reivindicaciones se unen a las movilizaciones relacionadas a los proyectos políticos y las prácticas a favor de la diversidad lingüística y cultural que llevan a las personas, grupos y a las comunidades mismas a la afirmación de sus derechos a ser diferentes y a la autodeterminación, autonomía e integridad sociocultural.

13La conciencia sobre la pérdida de semejante diversidad ha provocado una reconsideración de la agenda de prioridades en la investigación lingüística de nuestra época, de la que han surgido nuevos ámbitos de investigación, incluido desde luego el que nos concierne, el de la revitalización lingüística y cultural. En resumen, el prmdlc es un proyecto que busca generar resultados en el ámbito de la afirmación y promoción del patrimonio intangible de México, como parte de la obligación ética del investigador con la comunidad de los hablantes (Hale, 2004; Hornberger, 2001), buscando acompañar procesos de resistencia lingüística desde hace más de diez años, y apostando por revertir el desplazamiento lingüístico y cultural de las lenguas y culturas amenazadas de México. Todo esto sólo ha sido posible gracias al apoyo activo de los hablantes en la recolección, transcripción, ilustración, difusión y recreación de materiales creados por ellos mismos y con el desarrollo de una metodología propia de (re)vitalización lingüística, con resultados relativamente exitosos en términos de producción y difusión de material con bastante visibilidad; sobre todo en áreas como la maya, donde existe un contexto bastante propicio para ello, dadas las condiciones de lealtad lingüística y relativa uniformidad de la lengua y cultura mayas en la región. Celebrando la diversidad lingüística con la recuperación de los paradigmas y epistemologías de las propias comunidades indígenas yucatecas, se desarrollan talleres de revitalización atractivos para los niños en formatos contemporáneos, utilizando videos animados de adivinanzas mayas en los que la participación está fomentada con un enfoque lúdico y extracurricular, y como veremos, con una metodología de revitalización lingüística indirecta (Flores Farfán, 2005); es decir, apelando a la participación espontánea y abierta, como prerrogativa de los participantes. Pero antes de entrar en estas cuestiones un poco más a detalle, ubiquemos someramente el propicio contexto para un proyecto de revitalización lingüística y cultural.

Esquema de la situación sociolingüística del maya yucateco

14La península de Yucatán, territorio histórico de los mayas yucatecos, presenta una situación sui generis en cuanto a su configuración sociolingüística. Por ejemplo, la demografía de la etnia originaria en territorio yucateco, a pesar de las férreas políticas de exterminio de los españoles, gira alrededor de 30% hasta el día de hoy, del total de la población en la península (cerca de un millón de personas), un factor entre muchos otros que contribuye a su vitalidad y sus robustas expresiones lingüísticas y culturales propias. Recuérdese que Yucatán fue uno de los últimos territorios “conquistados” por los españoles, y que la resistencia indígena se ha –y continúa– manifestando de muy diversas maneras, haciendo de la cultura maya un elemento vivo y cambiante como todas las culturas, como veremos con manifestaciones de muy diversa índole y distinta naturaleza, incluyendo expresiones contemporáneas como el rap,2 o la música sinfónica.3

15De hecho, la península yucateca ha sido escenario de sublevaciones indígenas que han dejado honda huella en el imaginario popular especialmente entre los mayas mismos, como la llamada Guerra de Castas. Esta guerra entre los mayas y los grupos criollos y mestizos duró casi 60 años; inició en los albores de 1850 extendiéndose hasta entrado el siglo xx (1847-1901), en el que todavía en las primeras tres décadas siguieron los conflictos armados. En pocas palabras, los mayas de Yucatán fueron el último pueblo sometido a la jurisdicción del estado mexicano hasta el siglo xx (Reed, 2007). En un momento particular de la lucha, alrededor de 1870, los mayas lograron recuperar buena parte de su territorio ancestral y controlarlo por completo. En este caso también la rebelión tiene como un referente fundamental a Noh Cah Santa Cruz Balam Nah Kampokolche, hoy Felipe Carrillo Puerto, bastión de la resistencia maya y residencia de los Cruzo’ob, la Cruz Parlante que incitó a los mayas a la rebeldía, y cuya presencia sigue siendo vigente en la región. Parece evidente que la lengua maya en toda esta historia jugó un papel fundamental, con lo que las guerras como ésta no solo enarbolaban la lengua como un signo de identidad, sino que probablemente la convirtieron en un elemento estratégico de comunicación y estrategia militar y desde luego de cohesión social fundamental.

16Vale la pena recalcar algunos otros elementos más sobresalientes que le confieren una fisonomía particular al maya yucateco, y que lo proyecta como una lengua vigorosa hacia el siglo xxi. El maya yucateco es una lengua que se habla en los tres estados que conforman la península (Campeche, Quintana Roo y Yucatán), un territorio bastante extenso (con alrededor de 145 mil kilómetros cuadrados). El maya yucateco es incluso alrededor del 80% perceptible con el mopán de Belice; es decir, la comunicación entre hablantes de lenguas mayas distintas es muy factible, y mucho más con el lacandón en Chiapas y el itzá en Belice y Guatemala. Por lo tanto, no presenta, a diferencia de la mayoría de las lenguas mexicanas, ningún “problema” de inteligibilidad y diversificación lingüística. Desde luego esto contribuye a un fuerte sentido de unidad sociocomunicativa y un alto grado de conciencia y pertenencia etnolingüística.

17Con todo y que sin duda existen sectores racistas en la sociedad yucateca que discriminan a la población originaria, el maya yucateco es la lengua indígena que más influencia ha tenido sobre una variedad dialectal del español en la República Mexicana, un hecho que nos habla de la persistente presencia maya en la historia sociolingüística de la península.

18Todavía hasta los años cincuenta, desde las generaciones anteriores, era común que los hispanohablantes tuvieran como nanas a mujeres mayas, lo cual ha dejado profunda huella en el español de Yucatán. En este español, la norma sociolingüística no marcada, es decir, con relativo prestigio por lo menos encubierto, acusa gran influencia de la lengua indígena (para una caracterización crítica de la variedad yucateca véase Flores Farfán, 2013b). La vitalidad y prestigio de la lengua maya también se pone de relieve, por ejemplo, en la trova yucateca que se ha hecho,4 y para bien o para mal el teatro regional se apoya mucho en estas claves para constituirse como tal.5 Paralelamente, han surgido iniciativas como la Academia de la Lengua Maya y asociaciones de la lengua y grupos de la sociedad civil maya desde los setenta, con diferentes propuestas de escritura, que en realidad no constituyen mayor obstáculo para la producción literaria; entre otra serie de iniciativas, como las que representan y a las que pertenecen destacados participantes mayas del proyecto, lingüistas, creadores y activistas por igual.

  • 6 Para la península una revisión muy completa de estos antecedentes se encuentra en Rosales y Llanes (...)

19Es a través de algunas organizaciones vinculadas a la sociedad civil maya yucateca y a individuos autónomos, que hacen trabajo voluntario en varias entidades públicas, que se han desarrollado una serie de actividades, como se explicará más adelante. Estos movimientos sociales a favor de la o lo maya, o lo Macehualo’ob, como se le conoce localmente, han facilitado y abonado sobre terreno fecundo en Yucatán –aunque también en Quintana Roo y Campeche– para la revitalización y el desarrollo de la lengua y cultura mayas. Por lo menos desde los ochenta, se ha generado un vigoroso y continuo movimiento social y lingüístico que produce materiales vinculados a las aludidas asociaciones,6 y se ha mantenido a lo largo de los años a pesar de sendas contradicciones que también pueblan el panorama sociolingüístico yucateco, así como la tensión existente entre la ideología de la hach o verdadera “pura, legítima” maya versus la xe’ek o “maya mezclada”. Como en muchas otras latitudes, el purismo forma parte incluso de la Academia, algunos cuyos representantes rechazan la denominación Macehualo’ob para el pueblo maya, cuyo origen es náhuatl y se refería a la clase trabajadora en la época prehispánica (en el caso del yucateco, se le ha añadido el plural -o’ob). En náhuatl, los macehualtin se distinguen de los pipiltin, los ahau mayas, la clase en el poder. Se ha mostrado que las contradicciones del purismo son difíciles de trascender; sin embargo, no es imposible –como también muestran consabidos casos en Europa como el de la familia serbo-croata– y muchas veces la opinión de los académicos al respecto tiene un peso específico considerable, para bien o para mal. Aquí cabe reconocer la posibilidad de instaurar otra concepción, quizá cercana a la de algunos puristas mayas, que paradójicamente apelan a la élite precolombina y se refieren al yucateco como Maaya Ta’an.

  • 7 Acervo digital de lenguas indígenas Víctor Franco Pellotier, Bóolador wa ka’anal waak’, en http://l (...)

20Desde las esferas oficiales también existen entidades como el Indemaya, institución encargada de promover la lengua, además del inali, entre otras. Con todo, el panorama es relativamente magro si se ve en términos de publicaciones, sobre todo comparado con la literatura de cualquier lengua colonial. En contraste, también comparativamente hablando, con otras lenguas mexicanas destaca por su número como veremos. El equipo ha contribuido con cinco libros con audio, un video de animación7 y un documental; todos en maya con letra, música e ilustrados (y para ilustrar), realizado por personas mayas, en los cuales involucran arte e investigación con alrededor de 100 mil ejemplares, equivalente a más de un diez por ciento de los hablantes, si nos atenemos a las cifras oficiales.

21La población maya ha crecido así como el bilingüismo maya español se ha expandido, y la lengua en apariencia ha tomado una siesta en la costa, existen también fuerzas positivas que alientan el uso de la lengua, como la ideología que nunca estuvo más cerca de la verdad que acierta en afirmar que el hablar maya facilita el aprendizaje del inglés. Esto coincide directamente con las concepciones y los avances de las teorías psico y neurolingüísticas de adquisición de lenguas en la época moderna. Con todo y que hay que reconocer que existe desplazamiento del maya yucateco, concebimos a éste como un movimiento pendular y no unidireccional, inspirados en los propios procesos con diversas aristas y dilemas, en las que a nuestro modo de ver, hay que tomar posición a favor de la diversidad lingüística y cultural.

22La migración es un factor de entre otros que puede contribuir al desplazamiento; pero también a su afirmación. Si bien no contamos con suficiente investigación sobre la población migrante maya joven, se sugiere que en realidad en el caso de los mayas yucatecos que migran hacia Estados Unidos, éstos han desarrollado mayor orgullo por la lengua y cultura propias cuando han estado fuera y regresado a tierras mayas. Por ejemplo, es conocido que muchos migrantes que viajaron residen en el área de San Francisco, donde existe una colonia maya que cuenta con por lo menos una asociación de mayas en el extranjero llamada Asociación Mayab. Como en el caso de otras comunidades, aunque parece que en este se presenta de manera más intensa, los migrantes mayas se ven sometidos a presiones de sus comunidades de origen para que regresen y puedan reinsertarse en éstas y no dejen de hablar la lengua maya yucateca, con lo que la migración más que favorecer al desplazamiento, ha reforzado a la lengua maya.8

23Sin negar los efectos que los embates coloniales y la época moderna han tenido sobre la continuidad de la lengua y cultura maya yucateca, las aludidas condiciones (relativamente) propicias de arraigo etnolingüístico permiten identificar núcleos mayas en diversos sectores de la sociedad que han procurado posicionar a las comunidades mayas yucatecas en planos como el educativo y cultural, como es el intento del prmdlc. Afortunadamente han existido organizaciones y liderazgos originarios como el que se presenta en el Museo de Castas de Tihosuco o la Casa de la Cultura en Felipe Carrillo Puerto, con quienes se ha colaborado de cerca, y sin cuyo apoyo nada hubiera sido posible, entre otros actores voluntarios no sólo mayas, pero también solidarios con el prmdlc, sin todos ellos, el proyecto no hubiera sido posible. Las boyantes y robustas manifestaciones de la cultura y lengua maya se ponen de manifiesto en su forma más sublime en la organización de Festivales independientes hechos por mayas para los mayas, a algunos de cuyos protagonistas nos hemos tratado de sumar y vinculado efectivamente.9

El prmdlc en el Mayab

24El equipo de trabajo se conformó por un grupo de investigadores, activistas y promotores mayas, incluyendo como núcleo básico a dos lingüistas mayas y un pintor: Flor Canché Teh, quien obtuvo en 2014 su doctorado en lingüística en la Universidad de Barcelona con un trabajo sobre la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo (uimqro), ha participado con traducciones, voz y animación en los propios talleres de manera absolutamente solidaria; Fidencio Briceño Chel, connotado lingüista maya que ha facilitado la recolección de los materiales y el cuidado editorial, además de coordinar e incitar diversos talleres hasta la fecha. También ha participado de manera comprometida Marcelo Jiménez Santos, reconocido pintor y caricaturista y constante promotor cultural de la región de Quintana Roo, partícipe en la Casa de la Cultura de Felipe Carrillo Puerto.

25Uno de los objetivos del prmdlc ha sido desarrollar materiales lingüísticos y culturales con pertinencia y pertenencia (Briceño Chel, 2013) con base en didácticas propias aplicadas a procesos de reversión del desplazamiento lingüístico, conjuntamente con los actores involucrados en el fortalecimiento y promoción de la cultura mexicana y el patrimonio lingüístico, a través de la impartición de talleres en lengua maya yucateca desarrollados por éstos y otros profesionistas nativos. Hablantes como Lucely Cab Ku, estudiante de la uimqro, quien aparece en la primera foto de este artículo en uno de los talleres de adivinanzas y trabalenguas, también ha participado en periodos puntuales. Deira Jiménez Santos, hija de Marcelo Jiménez y estudiante de pedagogía igualmente ha hecho suyos estos esfuerzos con resultados alentadores. La realización de los talleres en los últimos dos años estuvo a cargo de cuatro estudiantes del sexto semestre de la carrera de Lengua y Cultura: Adelayda Poot Poot, Edith Borges Castillo, María Magdalena Poot Poot y Gladys Wigelmy Sánchez Chan, quienes aparecen en las demás fotografías y fueron capacitadas por la doctora Flor Canché y apoyadas por las maestras Florinda Sosa Castilla y Ligia Z. Peláez, quienes formaron parte del personal de la uimqro, a quienes se les agradece profundamente su participación.

26En suma, nos hemos logrado vincular, promover e incluso potenciar con grupos crecientes de activistas de la lengua y cultura mayas que ya existían, profesionistas que han concretado la realización de materiales, se han encargado de su distribución y uso en el ámbito de las comunidades mismas, incitando a una industria y consumo culturales propios.

Foto 1 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2011.

Foto 2 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2013.

Foto 3 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2012.

Foto 4 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, s/f.

  • 10 Para una primera aproximación a la dialectología maya yucateca véase Pfeiler y Hofling, 2006.

27La sustentabilidad y continuidad es una condición fundamental para cualquier proyecto de revitalización. En el caso de los mayas yucatecos, las actividades están lo suficientemente probadas en la región, en el sentido de la apropiación inmediata de las comunidades, lo cual permite hablar de un proyecto relativamente exitoso y esperamos se le augure todavía mayores éxitos al prmdlc a pesar de los embates de todo tipo. Como ya se dijo, esto se debe a sendas razones; por un lado, es probable que el maya sea la lengua más compacta, desde el punto de vista de su diversificación en México, y por ello que tenga mayor número de hablantes en la República Mexicana (alrededor de un millón), a diferencia de lo que se cree del náhuatl (denominación que en realidad remite a una serie todavía indeterminada de lenguas o por lo menos variedades mucho más diferenciadas de lenguas). Como también se ha visto, esto le provee al maya yucateco una uniformidad única en su tipo. Las variaciones son menores, y no representan ningún problema de inteligibilidad; por ejemplo, en Yucatán Na’at le ba’ala’ paalen es Na’at le ba’alo paalen en Quintana Roo, para el estribillo de las adivinanzas, con lo que solo se pasa de /a/ a /o/.10 Como veremos un poco más a detalle al hablar de las adivinanzas mayas, éstas son un género muy antiguo y poderoso con el que hemos trabajado profusamente en los talleres comunitarios. Si bien el legado de las adivinanzas y los acertijos no es por supuesto exclusivamente maya, es innegable la existencia del género entre los mayas previo al contacto con el español. De hecho, uno de los códices mayas que subsistieron a la quema de libros del Auto de fe de Maní llevado a cabo por Diego de Landa, el códice Trocortesiano, tiene un carácter adivinatorio, con lo que el género no sólo es de lo más antiguo, sino que su prestigio y uso permean la sociedad histórica y contemporánea maya yucateca, el ethos de los Macehualo’ob. Por ejemplo, no es raro hoy encontrar el uso de adivinanzas en velorios y en las actividades de la milpa, entre otras ocasiones, ya sean rituales o no.

28Con más de una década, se cuenta con 2 libros de adivinanzas mayas hechos en coautoría: uno a color y otro para iluminar, al igual que 2 de trabalenguas (todos con audio) ilustrados por, el ya mencionado, Marcelo Jiménez Santos de la región de Quintana Roo.

29Los materiales han sido recopilados por Briceño Chel, también investigador del inah, quien ha participado activamente y ha promovido talleres con los materiales desde el principio del prmdlc hasta la fecha en los distintos estados de la Península.11 Con todo, sólo una porción mínima del material recopilado ha sido producido como libro y menos en animación, en los que se cuenta con cinco adivinanzas y se utilizan en los talleres como estímulos para los niños. Se requiere fomentar más materiales producidos por los actores, es decir, por los niños mismos. En los talleres se distribuyen estos libros con base en la participación espontánea de los asistentes, a quienes se invita a proveer respuestas e incluso producen otros textos en interacción con los talleristas mayas, muchas veces convirtiendo estos encuentros en ocasiones para fomentar la relación intergeneracional, como se sabe es un punto crucial para la reversión del desplazamiento lingüístico (Fishman, 1991).

  • 12 Acervo digital de lenguas indígenas... op. cit. nota 6.

30En estas actividades también de manera crucial ha participado la lingüista y activista maya, Flor Canché Teh, quien ha desarrollado activamente distintas tareas del prmdlc; incluyendo también la formación de otros y otras talleristas. Todos han participado de manera entusiasta en el prmdlc aportando sus respectivas habilidades, lo cual ha permitido desarrollar una red de colaboradores solidarios. El video de animación12 contó con la participación en la producción de las voces de otros colaboradores mayas, incluidos niños de la comunidad de Tihosuco, sede del Museo de la Guerra de Castas, con quienes también hemos colaborado de manera estrecha, a través de los liderazgos de Carlos Chan, director del Museo de Castas, y el mismo Marcelo Jiménez Santos, entre otros activistas mayas.

  • 13 Acervo Digital de Lenguas Indígenas (adli).

31En el 2012 junto con Canché Teh, logramos desarrollar un libro con audio ilustrado por Jiménez Santos y escrito por Flores Farfán (2012): La travesía de los Mayas, con un tiraje considerado alto (20 mil ejemplares, disponible también en línea), que se distribuyó de manera gratuita a través de los talleres mencionados; y con este libro como base y otros materiales adicionales, como la página en maya yucateco del Acervo de Lenguas Indígenas,13 se continúa la idea de seguir coproduciendo más materiales y facilitar este tipo de coautorías. En suma, conjuntamente con las actividades aludidas se fortalece la experiencia con la participación, como la llevada a cabo en el 2011, de un equipo de alrededor de 20 personas que trabaja en la consolidación y consecución de más y mejores resultados con los talleres. Aparte del núcleo básico, han colaborado otras personas también mayas y en su mayoría mujeres, egresadas o estudiantes de la uimqro, quienes de manera entusiasta y voluntaria se han vinculado al proyecto, desarrollando los respectivos talleres que se describen brevemente a continuación. Terminaron su colaboración entre 2013 y 2014, por lo que el reto actual es darle continuidad a estas iniciativas, por lo menos en Quintana Roo.

Foto 5 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, s/f.

Foto 6 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2010.

Los talleres de revitalización

32Las metodologías colaborativas del prmdlc incluyen de manera crucial el desarrollo de dinámicas de juegos en los talleres, en los que se convoca a toda la comunidad a participar, muchas veces en el Centro del pueblo, como por ejemplo en las canchas, citando por las tardes a la gente que ya ha terminado sus actividades y el sol permite la proyección de la película de adivinanzas, a la que se invita a la mayor cantidad posible de personas, desde luego en colaboración con alguna autoridad local clave. En los talleres, niños, jóvenes e incluso adultos de todas las edades observan el material audiovisual de adivinanzas en maya y ofrecen sus respuestas y lo mismo con otros juegos como los trabalenguas. En muchas ocasiones se generan nuevas actividades por parte de los propios participantes que incluso, como se ha dicho, llegan a desarrollar pequeñas historias o recrean nuevos cuentos en base a los presentados, apoyando la idea de la vitalidad del arte verbal maya yucateco.

Foto 7 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2013.

Foto 8 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2013.

33Junto con las autoridades locales los colaboradores del proyecto llegan también a presentarse en ocasiones especiales como las ferias del santo patrono. Éstas son muy favorables para trabajar con más gente, inclusive migrantes o visitantes de otros pueblos. Estas ocasiones permiten que los niños participen en los talleres con sus abuelos, favoreciendo la trasmisión intergeneracional. Así se desarrolla una micropolítica de mantenimiento lingüístico que tendría que garantizar su continuidad a través de la autogestión e independencia de los actores locales; un punto que en el caso del maya yucateco ya se ha trabajado con la confluencia de los mencionados actores y otros, como el equipo de la uimqro en José María Morelos, quienes en el 2012 y 2013 se sumaron a estos esfuerzos desarrollando los talleres por su cuenta, y llevados a cabo por las cinco personas que mencionamos con anterioridad. Como ya se dijo, trabajamos con el Museo de la Guerra de Castas de Tihosuco en Yucatán acompañando sus actividades. Vemos que la situación enfrenta enormes desafíos, como por ejemplo, para hacer sustentable la (re)vitalización hay que considerar todo tipo de hablantes, como son los que tienen diferentes competencias auditivas y no sólo los “activos”. En general, el prmdlc intenta crear posibles áreas de multilingüismo donde paradójicamente el papel del investigador es facilitar la revitalización de una lengua en la lengua misma, a través de una suerte de monolingüismo inverso (Grenoble y Whaley, 2006: 41).

34Se trata de desarrollar enfoques colaborativos relevantes con pertinencia y pertenencia para mejorar los bajos dominios lingüísticos con diferentes habilidades complementarias que se incentivan como procesos de co-participación lúdicos, y con resultados bastante exitosos como son los talleres, el fomento y la distribución de materiales para usar en la cotidianidad doméstica. Puede parecer una ilusión el que la comunidad lingüística en su conjunto esté involucrada en el proceso de revitalización, y lo es en cierto sentido, dada la heterogeneidad relativa, incluso en el caso de los mayas yucatecos en el prmdlc no pretendemos trabajar con toda la comunidad. Formamos comunidades de práctica (Meyerhoff, 2004) o aprendizaje como la maya yucateca, que persiguen el objetivo de revertir el desplazamiento con impactos positivos en la comunidad en general. Se trata de fomentar el uso de la lengua recesiva y evitar la lengua hegemónica, buscando formas de inmersión total en la lengua amenazada, en nuestro caso, a través del fomento de una industria y un consumo cultural propios, experimentando con el establecimiento de guías lúdicas atractivas, más democráticas, con producción abundante de materiales, descentralizándola de la escuela, y desde luego, impactando el núcleo familiar extenso.

35El desarrollo de una investigación-acción revitalizadora participativa basada en una concepción colaborativa entre hablantes e investigadores, como hemos sugerido, fue un primer objetivo que ha dado como resultado la producción de un corpus revitalizador y el desarrollo de talleres de revitalización como productos colaborativos entre hablantes e investigadores. Se espera que las competencias lingüísticas sean redefinidas y revaluadas por los propios hablantes para determinar las posibilidades de no sólo documentar sino desarrollar nuevos juegos lingüísticos con la producción de materiales educativos atractivos, de interés y producidos en las propias comunidades. Los hablantes son los primeros y principales autores de estos productos, con obras publicadas y puestas a la venta por editoriales de prestigio y distribuidores de libros del país, pero en primer lugar se pone la distribución gratuita para ellos y sus comunidades. Hemos procurado que el modelo que podríamos denominar medio audiovisual para la revitalización indirecta, tal como ha sido brevemente descrito, también circule en Internet e incluso en la televisión pública. Dada la generalización de estos medios incluso en las comunidades indígenas también se han desarrollado diversas páginas web con estos materiales (Youtube, Laboratorio de Lengua y cultura, 2010).

36Semejante modelo que pugna por el arraigo cultural y lingüístico se ha iniciado también para otras comunidades como los nahuas del Balsas, si bien el caso yucateco tal vez es el más exitoso por la propia condición de lealtad lingüística y étnica brevemente descrita, existen otras comunidades en que la revitalización es casi imposible (Córdova, 2014).

  • 14 Reminiscencia de lo que las adivinanzas o los acertijos significan como ritos de iniciación y paso (...)

37De esta manera, el prmdlc desarrolla un método de revitalización indirecto que genera dinámicas a partir de un enfoque lúdico, dirigido a los niños, segmento clave de la población para revertir el desplazamiento lingüístico. La producción de estímulos visuales interactivos basados en géneros locales, como las adivinanzas y trabalenguas mayas, son bastiones del sustento lingüístico cultural, pilares de la socialización maya, no son géneros centrados en una cultura eurocéntrica ceñida a una tradición escrita y descontextualizada de sus patrones culturales. Recuérdese que las adivinanzas se cuentan en situaciones rituales o en velorios en las comunidades yucatecas, lo que alude a su profundidad histórica. Los trabalenguas son géneros muy poderosos que forjan mucha competencia sana, gozo e imaginería lingüística y cultural. Ellos requieren mucha habilidad e incluso de alarde verbal y con ello la creatividad lingüística y desde luego el uso y disfrute de la propia lengua y el aprecio por los “buenos” y “mejores” elocuentes hablantes.14

38Las adivinanzas también conllevan una serie de didácticas y economías muy favorables para la participación de niños y jóvenes que se involucran en espacios de interacción creativos a partir de la estimulación que generan los videos. En este sentido, las intervenciones y prerrogativas de los participantes –por ello hablamos de revitalización indirecta–, se presentan y desarrollan de manera no escolarizada, superando la paradoja escolar, inhibidora del conocimiento (Flores Farfán, 2009). Como la participación es estimulada por el valor de sus propios productos culturales, estos niños (re)producen e incluso recrean muchos textos que ya conocían, pero que ahora facilitan el uso de su propia lengua originaria en un contexto, con un formato y soporte de prestigio público, el medio audiovisual, contemporaneizándolo, con lo que se fomenta el estatus y desde luego el uso de la lengua.

Imagen 1 - Fuente: Briceño Chel, Fidencio, Marcelo Jiménez Santos y José Antonio Flores Farfán, 2001, Voces de colores. Na’at le ba’ala paalen. Adivina iluminando. Colorín color mayas, p. 12.

Imagen 2 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2010 en ¡Ach unin, nanab’eli!, p. 12.

Imagen 3 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2013 en Na’at le ba’ala paalen. Adivina esta cosa ninio p. 11.

Imagen 4 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2009, en K’ak’alt’aano’ob o K’alk’alak T’aano’ob. Trabalenguas mayas, p. 4.

Imagen 5 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2010 en K’ak’alt’aano’ob o K’alk’alak T’aano’ob. Trabalenguas mayas, p. 4.

39Todo lo anterior nos ha permitido difundir gran cantidad de material que llega hasta la familia extensa. Estos formatos de calidad incluyen productos escritos que se comparten de forma intergeneracional con un importante efecto demostrativo que llegan a demoler los prejuicios sobre las lenguas indígenas como aquellos de que carecen de escritura, no tienen gramática, son “dialectos”, etcétera. Un ejemplo de ello es la producción de libros en que la lengua maya es la lengua que se traduce a otras lenguas de prestigio, como se observa en la imagen 3, que se traduce al inglés, al francés y también a una lengua hermana, el tsotsil. En este último sentido también se han producido libros para iluminar con audio, traducidos a, por lo menos, media docena de otras lenguas mayas, con lo que se fomenta la interculturalidad originaria, es decir en las propias lenguas indígenas (Flores Farfán, 2010).

  • 15 Por ejemplo, a partir del 2014, gracias a la siempre entusiasta iniciativa y colaboración de Fidenc (...)

40Los resultados de este proyecto presentan evidencia indirecta de los beneficios de un proyecto que incorpora la participación entusiasta de niños, jóvenes y adultos a los talleres. Es solo un proyecto piloto, pero a más de diez años, es el inicio de un trabajo de revitalización. Uno de los mayores retos es su continuidad y sostenibilidad, como semillas de revitalización en las propias comunidades, cuestión que en el 2014 seguimos desarrollando con las mismas, con otros materiales y colaboraciones.15

Conclusión

41Un proyecto de revitalización lingüística no puede ser exitoso sin el involucramiento activo y el apoyo de los hablantes mismos, como se muestra en el presente artículo. Con el apoyo de medios audiovisuales y las artes el prmdlc ha desarrollado herramientas y metodologías para desencadenar procesos de revaloración de las lenguas en peligro incluso en una sociedad mayor, como ejemplo están Los cantos del Kaay Nikte’ o Las Machincuepas del Tlacuache en Youtube.16 Los procesos de revaluación lingüística y cultural son más exitosos si reivindican las epistemologías propias insertándolas y recreándolas en formatos contemporáneos de calidad, como desarrollo de micropolíticas y metodologías horizontales ascendentes. Las coautorías de los materiales resultan una estrategia que contribuye a una producción con pertinencia y pertenencia, es decir, con relevancia cultural y lingüística que favorece un consumo y producción cultural propios. En este sentido, junto con el desarrollo de talleres de revitalización lingüística, dinámicos, informales, abiertos, basados en audio y video, se producen impactos positivos en el uso de la lengua y culturas amenazadas, como en el caso yucateco.

42El entusiasmo de los niños es fundamental en un proyecto de revitalización de lenguas como el desarrollado por el prmdlc en una variedad de situaciones de amenaza o desplazamiento, acompañando diversos niveles de mantenimiento y desarrollo de las lenguas. En suma, se han producido materiales útiles para revitalizar y desarrollar las lenguas, y de eso se trata cuando hablamos de dinámicas colaborativas e interactivas en términos de favorecer sus usos, incluido el desarrollo de material monolingüe en lengua indígena. En todo ello, el empleo de la lengua originaria es central en todas las interacciones, proporcionándole atención, valor y prestigio, con incentivos de alta calidad, con un enfoque multimodal, incluyendo libros, audio e imagen en dvd producidos por miembros de las comunidades mismas y desplegados en el ámbito comunitario, tanto familiar como público. Esto no quiere decir que se haya terminado el camino, desde luego, es sólo un principio abierto en este nuevo Baktún.

Apéndice I

Comentarios al prmdlc por Flor Canché Teh

43Tras diez años de implementación, el prmdlc es un proyecto que ha logrado resultados en el ámbito de la afirmación y promoción lingüística y cultural maya de la península yucateca, durante ese tiempo se ha caracterizado por ser una actividad revitalizante del idioma, contribuyendo así a su mantenimiento. Los talleres de revitalización han sido atractivos no sólo para los niños sino también para sus padres y abuelos, todos son bienvenidos. Los talleres resultan espacios de convivencia y participación espontánea, en donde incluso los no mayahablantes se atreven a compartir alguna anécdota, y lo mejor es que los hablantes “tímidos” en ocasiones pierden la timidez dando paso a su habilidad oral en lengua maya.

44El equipo de trabajo conformado, sin dejar de destacar la iniciativa del director, ha realizado un trabajo conjunto y comprometido como se aprecia en los resultados: cinco libros con audio, un video en animación, un documental que combinan arte e investigación maya con más de 100 mil ejemplares compartidos con los hablantes, partícipes directos del proyecto, equivalente a aproximadamente un diez por ciento de los hablantes. Ciertamente y como se menciona arriba, esta es apenas una primera etapa del proceso de reversión del desplazamiento lingüístico, pero es sin duda una etapa fundamental para continuar con dicha labor. Otra actividad que afortunadamente se está cumpliendo es la de capacitar a más representantes mayas, podemos mencionar a cuatro ex alumnas del sexto semestre de la Carrera de Lengua y Cultura de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo: Adelayda Poot Poot, Edith Borges Castillo, María Magdalena Poot Poot y Gladys Wigelmy Sánchez Chan, quienes se unieron al equipo y han contribuido con la realización de talleres y difusión de los materiales.

45La sustentabilidad y continuidad y autoevaluación y mejoramiento es una condición fundamental para cualquier proyecto de revitalización. En el caso que nos compete las actividades están bastante experimentadas en la región maya y permiten hablar de un proyecto relativamente exitoso, sin embargo, quedan acciones pendientes; por un lado es importante compartir los materiales con un mayor número de niños y la comunidad maya en general, si bien no se pretende que sea un proyecto totalizador, no hay que perder de vista que mientras a más comunidades se llegue, más posibilidades se tiene de desarrollar una micropolítica de mantenimiento lingüístico garantizada a través de la autogestión e independencia de los participantes locales; y por el otro, hace falta también regresar a las comunidades visitadas y facilitar la organización de talleres con las personas de las propias comunidades y de comunidades vecinas que adopten (externalicen) el modelo de oralidad lúdica, y que de acuerdo a los saberes tradicionales y nuevos imaginarios vayan usando, revitalizando y afirmando su condición de mayahablantes con orgullo, contribuyendo así a la conservación y evolución de su lengua. Hasta ahora, hemos trabajado los géneros de las adivinazas y trabalenguas, pero quedan algunos otros, como por ejemplo el báaxal t’aan, o frases de doble sentido, muy comunes en las reuniones familiares de todo tipo. Los tsikbal o cuentos, ya sean cortos o largos, género característico de los abuelos, pero también de los nuevas generaciones, los kilich k’aayo’ob o cantos rituales, entre otros.

46El equipo que actualmente colabora en la realización del proyecto cuenta con las habilidades idóneas para ampliar el campo de acción y enriquecer el trabajo con la adhesión de nuevos géneros, y además está en constante capacitación y capacitando a los actores sociales para crear una red más amplia, cuya expansión permita cubrir en mayor medida el territorio de la Península yucateca y fortalecer cada vez más nuestra lengua y nuestra cultura.

47A título personal, yo, Flor Canché, en el desarrollo del prmdlc he encontrado que tanto mi habilidad lingüística, particularmente la oralidad del maya, se ha fortalecido en el sentido que la he podido explotar y experimentar con distintas alocuciones de cara al público y en las cabinas de audio. La satisfacción al concluir cada taller me ha resultado motivante para seguir buscando formas de cómo fortalecer, enriquecer nuestra lengua y cultura. Por último, creo que un trabajo en conjunto como éste que es capaz de reunir a grupos de personas y de motivarlas a que se sumen a nuestro quehacer, debe continuarse.

Apéndice II

K’aay Nikte’

Canto a la Flor

X-Ki’ichpam uj

ts’u líik’il yóok’ol k’áax

tu bin u jóopal tu chúmuk ka’an

tu’ux ku ch’uytal

u sáasilkuns yóok’olkab

tuláakal k’áax chen ki’ ki’ u taal iik’

u utsben book.

¡Luna esplendorosa!

Yace erguida sobre la selva…

Va desplegando su resplandor

desde el corazón del firmamento,

abrazándolo, iluminando la tierra, la selva toda.

El perfume del viento

Nos envuelve y embelece dulcemente.

Uj ts’u k’uchul chúumuk

ka’an chen sáast’inkab

u sáasil yóok’ol tuláakal ba’al

yaan ki’imak óolil

ti’ tuláakal ma’alob wíinik.

Al postrarse la luna en el cielo,

todas las cosas resplandecen ...

La humanidad es un plenilunio de alegría.

Ts’o’ok k kóojol tu ichil
u nak’ k’áax tu’ux mixmáak men máax

je’el u yilko’one leli’ leli’ ba’ax k taal k beet.

Arropados en el corazón de la selva,

nuestro secreto permanece en su intimidad…

T tasaj u lool nikte’

u lool chukum, u lool u ts’uul

lool x… milah t tasaj poom j-siit

beyxan xkok boox

beyxan túumben jiib took’

yéetel túumben k’uch, túumben luuch.

Ofrendando la flor de mayo, la flor del chukum,

la flor del jazmín, las inflorescencias…

Ofrendando poom ‘copal’, cañita rastrera,

ziit, caparazón de tortuga,

polvo virgen de estalactita, hilaza de algodón,

jícaras frescas.

Bolom ya’ax- took’

tu’umben peets’ilil tu’umben xoot’

beyxan u k’am x- úulum

túumben xaanab.

La obsidiana del sacrificio,

una nueva ceremonia, una nueva ofrenda,

lo magnífico del faisán… Sandalias renacientes…

Tuláakal túumben

layli’ xan u k’aaxil k jo’ol

u ti’al k p’óok nikté’ ja’.

Todo renovado, los listones de nuestros caballos

para decorarlos con la flor de mayo, la flor de agua.

Beyxan k jo’opsaj

ub bey u x ki-liis

ts’o’okij, ts’o’okij

te’ yano’on tu ts’u’káax

tu chi’ noj jaaltun u ti’al k pa’at u

jóok’ol x-ki’ipam buuts’ eek’

yóok’ol k’aax.

Del mismo modo

¡Comencemos a escuchar a la sacerdotisa!

Aquí en el corazón de la selva,

a la orilla de la huella celeste…

Mientras esperamos el hermoso resplandor

de las estrellas sobre la selva…

Pit a nook’e’ex lups u

k’aaxil a jo’ole’ex

p’áatene’ex je‘ex kojik’e’e

wey yóok’ol kabile’ xsujuye’ex xch’úu-

pala’ale’ex, jeel uj.

Dejen a un lado el ropaje, libérense el cabello.

Permanezcan como llegaron al mundo …

Doncellas vírgenes, lunas nacientes …

Traducción y versión castellana: Bella Flor Canché Teh y José Antonio Flores Farfán.

Inicio de página

Bibliografía

Barwick, Linda y Nicholas Thieberger (eds.), 2006, Sustainable data from digital fieldwork, Sydney, Sydney University Press.

Briceño Chel, Fidencio, et al., 2001, Voces de colores. Na’at le ba’ala paalen. Adivina iluminando. Colorín color mayas, México, ini/ciesas.

Briceño Chel, Fidencio, 2007, Wa na’atun na’ateche’ na’at le ba’ala’, México, Linguapax, Generalitat de Catalunya, ciesas.

Briceño Chel, Fidencio, 2009, K’ak’alt’aano’ob o k’alk’alak T’aano’ob. Trabalenguas mayas, México, ciesas/Linguapax.

Briceño Chel, Fidencio, 2013, K’ak’alt’aano’ob o K’alkalak T’aano’ob, México, ciesas, Linguapax.

Briceño Chel, Fidencio, 2013, Adivinanzas mayas yucatecas. Na’at le ba’ala’ paalen: “Adivina esta cosa ninio”, México, Artes de México/sep, pp. 48. En http://anthroweb.ucsd.edu/~jhaviland/Publications/AdivinanzasMayas.pdf, consulta el 11 de marzo del 2015.

Córdova, Lorena, 2014, Esfuerzos de revitalización de la lengua chuj en contextos fronterizos multilingües del estado de Chiapas. Acercamiento y aportes desde la perspectiva ecológica ascendente, tesis, México, ciesas.

Crystal, David, 2000, Language death, Cambridge, Cambridge University Press.

Evans, Nicholas, 2010, Dying words: endangered languages and what they have to tell us, Wiley-Blackwell, Chichester UK.

Fishman, Joshua, 1991, Reversing language shift: theoretical and empirical foundations of assistance of threatened languages, Frankfurt, Multilingual Matters Ltd.

Flores Farfán, José Antonio, 2003, “Nahuatl purism. Between language innovation, maintenance and shift”, en Joseph Brincat et al. (eds.) Purism in the age of globalization, Bochum, Universitâtsverlag Dr. N. Brockmeyer, pp. 281-313.

Flores Farfán, José Antonio, 2005, “Intervention in indigenous education. Cultural sensitive materials for bilingual Nahuatl speakers”, en Margarita Hidalgo (ed.), Mexican indigenous languages at the dawn of the 21st century. Contributions to the sociology of language 91, Berlin, Mouton Gruyter, pp. 335-361.

Flores Farfán, José Antonio, (coord.), 2010, ¡Ach unin, nanab´eli!, México, ciesas, en https://es.scribd.com/doc/187628924/Ach-unin-nanab-eli, consulta el 17 de marzo del 2015.

Flores Farfán, José Antonio, 2009, Variación, ideologías y purismo lingüístico. El caso del mexicano o náhuatl, México, ciesas.

Flores Farfán, José Antonio, 2011a, Desarrollando buenas prácticas en revitalización lingüística en José Antonio Flores Farfán (coord.) Antología de textos para la revitalización lingüística. México, inali, Linguapax, pp. 211-231.

Flores Farfán, José Antonio, 2011b, “Nooihke nikitowa nikwaahki see tlahtlakoolaatl, xitlah tliin tsopelik awiaak. Discurso ritual y conversacional en el náhuatl del Alto Balsas”, Guerrero, Estudios de Cultura Náhuatl, 42, pp. 267-284.

Flores Farfán, José Antonio, 2012, La travesía de los mayas, México, Xcaret/Conacyt/ciesas, en http://dl.dropboxusercontent.com/u/26121101/la%20travesia%20de%20los%20mayas/MAYAS3b_redu.pdf, consulta el 12 de marzo del 2015.

Flores Farfán, José Antonio, 2013a, Revitalización lingüística y cultural. Ejemplos de México en Medina Melgarejo Patricia (ed.) Interculturalidad Activa: vamos a aprender maya, México, upn, pp. 213-228.

Flores Farfán, José Antonio, 2013b, “Spanish in contact with Indigenous tongues. Changing the tide in favor of the heritage languages”, en Shannon Bishop et al. (eds.), The persistence of language. Constructing and confronting the past and present in the voices of Jane H. Hill. Ámsterdam, John Benjamins Publishing Co., pp. 205-227.

Flores Farfán, José Antonio y Fernando Ramallo (eds.), 2010, New perspectives on endangered languages, Ámsterdam, John Benjamins.

Gippert, Jost, Nikolaus Himmelmann and Uriel Mosel (eds.), 2006, Essentials of language documentation, Berlin, Walter de Gruyter.

Grenoble, Leonor y Linda Whaley, 2006, Saving languages: an introduction to language revitalization, Cambridge, Cambridge University Press.

Hale, Charles, 2004, “Reflexiones hacia la práctica de una investigación descolonizada”, documento borrador presentado como ponencia en el 2º Encuentro Internacional del Proyecto Gobernar en la Diversidad, celebrado del 29 al 31 de octubre, Ecuador. Encuentro organizado por el ciesas, la Universidad de Texas-Austin, Flacso-Ecuador/Fundación Ford.

Hernández, Aida, 2006, “Socially committed anthropology from a dialogical feminist perspective”, ponencia presentada en la Annual Meeting of the American Anthropological Association (aaa). Panel Critically engaged collaborative research: remaking anthropological practice, California.

Hill, Jane y Kenneth Hill, 1986, Speaking Mexicano. The dynamics of syncretic language in Central Mexico, Tucson, University of Arizona Press.

Hornberger, Nancy, 2001, “Educational linguistics as a field: A view from Penn’s program on the occasion of its 25th anniversary” in Working papers in educational linguistics, (17), pp. 1-16.

Kroskrity, Paul, 2013, “Narrative discriminations in Central California’s indigenous narrative traditions” in Shannon Bischoff, et al. (eds.), The persistence of language: constructing and confronting the past and present in the voices of Jane Hill, Ámsterdam, Philadelphia, John Benjamins Publishing, pp. 321-338.

Leyva, Xochitl y Shannon Speed, 2008, Gobernar en la diversidad: experiencias indígenas desde América Latina. Hacia la investigación de co-labor, México, Publicaciones de la Casa Chata.

López Austin, Alfredo, 1993, Los mitos del tlacuache, México, unam.

Meyerhoff, Miriam, 2004, “Communities of practice, in Chambers”, in Chambers, J. K., et al., The handbook of language variation and change, Blackwell, Oxford, pp. 527-548.

Pfeiler, Barbara y Andrew Hofling, 2006, “Apuntes sobre la variación en el maya yucateco”, en Península I, (1), pp. 1-18, disponible en http://www.journals.unam.mx/index.php/peninsula/article/view/44305, consulta el 12 de marzo del 2015.

Reed, Nelson, 2007, La guerra de castas de Yucatán, México, Ediciones Era.

Rosales González, Margarita y Genner Llanes Ortiz, 2003, “La defensa y la transformación de un legado. Organizaciones indígenas en la península de Yucatán”, Los Investigadores de la Cultura Maya, núm. 11, tomo II, Campeche, Universidad Autónoma de Campeche, pp. 548-563.

Ruiz, Richard, 1995, “Language planning considerations in indigenous communities”, in The bilingual research Journal (19), 1, pp. 71-81.

Skutnabb-Kangas, Tove, Luisa Maffi y David Harmon, 2003, Sharing a world of differences. The earth’s linguistic, cultural and biological diversity, Paris, Terralingua/unesco.

Referencias electrónicas

Acervo Digital de Lenguas Indígenas Víctor Franco Pellotier (adli), en http://lenguasindigenas.mx/

Acervo digital de lenguas indígenas Víctor Franco Pellotier, K’aay Nikté, 2015, http://lenguasindigenas.mx/blog-de-noticias/item/175-poema.html

Acervo digital de lenguas indígenas Víctor Franco Pellotier, (s/f), Bóolador wa ka’anal waak’, en http://lenguasindigenas.mx/videos/item/215-cohete.html

Barlovento Films (01/06/2011), Las Machincuepas del Tlacuache [Archivo de video], en http://www.youtube.com/watch?v=jGJ7XFxhVXA&playnext=1&list=PL0D3DC153849F28EF&feature=results_main

Cha’anil Kaaj. Festival maya independiente [en línea]. México [fecha de consulta 14 de septiembre 2014], en http://www.voces.chaanilkaaj.org/wp-content/uploads/2013/10/Programa_Final_ChaanilKaaj_8_Octubre.pdf

Cholo y su amiga Tina Tuyub [en línea], Diario de Yucatán, México, 2014, [fecha de consulta: 22 de septiembre de 2014]. Disponible desde Internet: https://www.google.com.mx/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=Cholo%20y%20su%20amiga%20Tina%20Tuyub

Clases de maya para ayudar a migrantes en California [en línea], British Broadcasting Corporation, Reino Unido, 2013, [fecha de consulta: 22 de septiembre de 2014]. Disponible desde Internet: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/01/130104_eeuu_clases_de_maya_ayuda_migrantes_vp.shtml

Fidencio Briceño Chel, Prestigiado Intelectual [en línea] Por esto! dignidad, identidad y soberanía, 2014, [fecha de consulta 19 de septiembre de 2014]. Disponible desde Internet: http://www.protocolo.com.mx/cultura/ensenan-maya-a-ninos-en-el-museo-de-antropologia/

Flor Canché Teh [en línea] Programa internacional de becas para indígenas, 2009, [fecha de consulta 19 de septiembre de 2014]. Disponible desde Internet: http://ford.ciesas.edu.mx/muestrab.asp?id=197 También disponible en http://www.arteinformado.com/guia/f/bella-flor-canche-teh-41194

Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, 2014. Recuperado el 20 de septiembre de 2014, en http://www.inali.gob.mx/

Instituto para el desarrollo de la cultura maya del Estado de Yucatán, 2014, Recuperado el 20 de septiembre de 2014, de http://www.indemaya.yucatan.gob.mx/descargas/canciones-lengua-maya/index.html

La paisana Jacinta [en línea] RPP noticias, Perú, 2014, [fecha de consulta 20 de agosto de 2014] Disponible desde Internet: http://www.rpp.com.pe/2014-08-20-onu-califica-de-ofensivo-al-programa-de-la-paisana-jacinta-noticia_718388.html

LatinAmerican Art [en línea] Marcelo Jiménez Santos, 2014, [fecha de consulta 20 de septiembre de 2014] Disponible desde Internet: http://www.latinamericanart.com/es/artistas/marcelo-jimenez-santos.html

LinguaMón. Casa de les llengües, 2014. Recuperado el 8 de agosto de 2014, de http://www10.gencat.net/www.linguamon.cat/

Linguapax América Latina, 2014. Recuperado el 8 de agosto de 2014, de http://www.linguapax.org/es/america-latina/material-didactico

Pat Boy Rap Maya [en línea], 2011, [fecha de consulta 18 de septiembre de 2014]. Disponible desde Internet: https://www.facebook.com/patboy.rapmaya?fref=ts

The maya project [en línea] Deira Jiménez Santos, 2012, [fecha de consulta 19 de septiembre de 2014]. Disponible desde Internet: http://mayaproject.org.uk/who-are-we/jimenez-deira-picture-101712-3/

YouTube, Laboratorio de Lengua y Cultura, 2010, recuperado el 25 de septiembre de 2014, en http://www.youtube.com/user/lablenguasycultura?feature=results_main

Inicio de página

Notas

1 Agradezco a todos y todas las que hicieron posible la publicación de este artículo en su forma actual. A los dos dictaminadores o dictaminadoras que con sus comentarios me permitieron mejorarlo, y sobre todo a mis colegas y amigos mayas, a quienes dedico el trabajo, en especial a Marcelo Jiménez Santos, Diera Jiménez Balam, Fidencio Briceño Chel, Flor Canché Teh, sin cuyo compromiso y entrega nada de lo descrito hubiera sido posible. A Josep Cru, a Genner Llanes Ortiz por sus comentarios y siempre grata presencia y a Itzel Vargas García por todo su apoyo logístico en la culminación de este artículo. Desde luego cualquier error o falla es de mi estricta responsabilidad.

2 Pat Boy Rapmaya, 2015, https://www.facebook.com/patboy.rapmaya?fref=ts, consulta el 9 de marzo del 2015.

3 Acervo digital de lenguas indígenas Víctor Franco Pellotier, K’aay Nikté, 2015, http://lenguasindigenas.mx/blog-de-noticias/item/175-poema.html, consulta el 9 de marzo del 2015.

4 Diálogo del autor con Llanes Ortiz.

5 Como en el caso del Cholo y su amiga Tina Tuyub véase https://www.google.com.mx/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=Cholo%20y%20su%20amiga%20Tina%20Tuyub. Desde aquí valdría trabajar por cambiar los valores de discriminación negativa por positiva, que desgraciadamente todavía pueblan y prevalecen en el imaginario popular de este tipo respecto al indígena maya. Piénsese como un caso similar el reciente escándalo de la Paisana Jacinta que la onu ha calificado como ofensivo para la televisión peruana:

http://www.rpp.com.pe/2014-08-20-onu-califica-de-ofensivo-al-programa-de-la-paisana-jacinta-noticia_718388.html

6 Para la península una revisión muy completa de estos antecedentes se encuentra en Rosales y Llanes (2003).

7 Acervo digital de lenguas indígenas Víctor Franco Pellotier, Bóolador wa ka’anal waak’, en http://lenguasindigenas.mx/videos/item/215-cohete.html, consulta el 11 de marzo del 2015.

8 Clases de maya para ayudar a migrantes en California, 4 enero del 2013, BBC en http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/01/130104_eeuu_clases_de_maya_ayuda_migrantes_vp.shtml consultado el 11 de marzo del 2015. Este es un tema que desde luego requiere mayor investigación.

9 Programa de Cha’anil Kaaj, Festival Maya Independiente, 11 octubre 2013, en http://www.voces.chaanilkaaj.org/wp-content/uploads/2013/10/Programa_Final_ChaanilKaaj_8_Octubre.pdf, consulta el 11 de marzo del 2015.

10 Para una primera aproximación a la dialectología maya yucateca véase Pfeiler y Hofling, 2006.

11 Edgar Rodríguez Cimé, Fidencio Briceño Chel: Prestigiado intelectual, en http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=197631, consulta el 12 de marzo del 2015.

12 Acervo digital de lenguas indígenas... op. cit. nota 6.

13 Acervo Digital de Lenguas Indígenas (adli).

14 Reminiscencia de lo que las adivinanzas o los acertijos significan como ritos de iniciación y paso entre los Ahau o principales mayas en la época prehispánica, tal como se consagra en el Chilam Balam de Chumayel. En ellos, el potencial Ahau debía descifrar acertijos que el X’men (Chaman) le ponía como pruebas para demostrar su habilidad mental, del tipo “trae una luciérnaga lamida por un jaguar”, el Ahau debía presentarse fumando un cigarro. Véase Flores Farfán, 2012, pp. 7-9.

15 Por ejemplo, a partir del 2014, gracias a la siempre entusiasta iniciativa y colaboración de Fidencio Briceño Chel, se están llevando a cabo talleres del tipo descrito con niños de los albergues de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (cdi); con un total de alrededor de 2 mil niños participantes, en el Palacio Cantón, sede del Museo regional de Antropología del inah, en Mérida, Yucatán.

16 Véase https://www.youtube.com/results?search_query=las+machincuepas+del+tlacuache

Inicio de página

Índice de ilustraciones

Leyenda Foto 1 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2011.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 112k
Leyenda Foto 2 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2013.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 116k
Leyenda Foto 3 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2012.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-3.jpg
Ficheros image/jpeg, 116k
Leyenda Foto 4 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, s/f.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-4.jpg
Ficheros image/jpeg, 140k
Leyenda Foto 5 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, s/f.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-5.jpg
Ficheros image/jpeg, 100k
Leyenda Foto 6 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2010.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-6.jpg
Ficheros image/jpeg, 136k
Leyenda Foto 7 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2013.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-7.jpg
Ficheros image/jpeg, 132k
Leyenda Foto 8 - Talleres de revitalización maya, Archivo prmdlc, 2013.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-8.jpg
Ficheros image/jpeg, 96k
Leyenda Imagen 1 - Fuente: Briceño Chel, Fidencio, Marcelo Jiménez Santos y José Antonio Flores Farfán, 2001, Voces de colores. Na’at le ba’ala paalen. Adivina iluminando. Colorín color mayas, p. 12.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-9.jpg
Ficheros image/jpeg, 68k
Leyenda Imagen 2 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2010 en ¡Ach unin, nanab’eli!, p. 12.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-10.jpg
Ficheros image/jpeg, 32k
Leyenda Imagen 3 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2013 en Na’at le ba’ala paalen. Adivina esta cosa ninio p. 11.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-11.jpg
Ficheros image/jpeg, 36k
Leyenda Imagen 4 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2009, en K’ak’alt’aano’ob o K’alk’alak T’aano’ob. Trabalenguas mayas, p. 4.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-12.jpg
Ficheros image/jpeg, 28k
Leyenda Imagen 5 - Fuente: Flores Farfán, José Antonio (coord.), 2010 en K’ak’alt’aano’ob o K’alk’alak T’aano’ob. Trabalenguas mayas, p. 4.
URL http://trace.revues.org/docannexe/image/1935/img-13.jpg
Ficheros image/jpeg, 61k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

José Antonio Flores Farfán, « Na’at le ba’ala’ paalen Na’at le ba’ala’ paalen. Adivina esta cosa ninio. La experiencia de revitalización, mantenimiento y desarrollo lingüístico y cultural en México con énfasis en el maya yucateco », Trace, 67 | 2015, 92-120.

Referencia electrónica

José Antonio Flores Farfán, « Na’at le ba’ala’ paalen Na’at le ba’ala’ paalen. Adivina esta cosa ninio. La experiencia de revitalización, mantenimiento y desarrollo lingüístico y cultural en México con énfasis en el maya yucateco », Trace [En línea], 67 | 2015, Puesto en línea el 01 junio 2015, consultado el 18 octubre 2017. URL : http://trace.revues.org/1935

Inicio de página

Autor

José Antonio Flores Farfán

Profesor-Investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) desde 1984. Doctorado en Artes y Letras por la Universidad de Ámsterdam. Sus intereses de investigación incluyen el contacto lingüístico, la pragmática, el análisis del discurso, lengua y educación, lingüística aplicada, política y planeación lingüística, en especial el campo de revitalización lingüística y cultural. Ha dictado alrededor de 40 cursos de posgrado en éstas áreas de especialización. Actualmente coordina el Acervo Digital de Lenguas Indígenas del Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco Pellotier del CIESAS. Director de LinguaPax América. Una de sus mayores pasiones son las lenguas indígenas, en especial, la producción de libros y materiales para niños.

Inicio de página